Noticias breves de astronáutica
Astronomía

Noticias breves de astronáutica

(NC&T) *La nave de carga Progress M-06M, que se separó del módulo Zvezda de la estación espacial el 31 de agosto, y que había permanecido casi una semana en vuelo libre, reentró en la atmósfera terrestre el 6 de septiembre. Mientras esperaban la llegada de su sucesora, los astronautas descansaron el lunes, tras unas jornadas intensivas que incluyeron la observación del huracán Earl en el Atlántico. Con un par de jornadas de retraso debido a la mala meteorología, Rusia lanzó al espacio la nueva nave de carga. La Progress M-07M (39P) despegó desde el cosmódromo de Baikonur a las 10:22 UTC del 10 de septiembre, a bordo de un cohete Soyuz-U, y alcanzó su órbita preliminar como estaba previsto. A bordo transportaba dos toneladas y media de suministros para la actual expedición de larga duración en la ISS. Con los paneles solares abiertos y las antenas desplegadas, la Progress utilizó sus motores para ajustar su trayectoria, que finalmente la llevó a las inmediaciones del complejo orbital. Esperando su llegada, los astronautas rusos de la estación prepararon el sistema de control remoto TORU, en caso de que fuera necesario tomar los mandos durante el acercamiento de la nave. La Progress, sin embargo, utilizó sin dificultades su sistema automático para efectuar la aproximación final y el acoplamiento, que se llevó a cabo a las 11:58 UTC del 12 de septiembre. El vehículo se unió al puerto delantero del módulo Zvezda, donde días antes había estado su antecesora, la M-06M. A diferencia de esa anterior misión, no se produjeron las interferencias en las comunicaciones que abortaron y retrasaron el acoplamiento. Una vez asegurada la M-07M junto al puerto de atraque, la tripulación inició los preparativos para abrir las escotillas e iniciar la transferencia de suministros, que incluyen alimentos frescos, agua, aire, oxígeno, recambios, experimentos, utensilios personales (ropa...) y combustible. La nueva Progress permanecerá en la estación hasta el 20 de diciembre. Ahora, la prioridad será la marcha de tres de los tripulantes (Skvortsov, Kornienko y Caldwell Dyson), que ya llevan medio año en el espacio y deben regresar a la Tierra. Su cápsula Soyuz TMA-18 se separará de la ISS el 23 de septiembre, señalando el final de la expedición 24 y el comienzo de la número 25. Para preparar su regreso, los astronautas han recargado las baterías del teléfono de su nave, conectado a la constelación Iridium y disponible en caso de que aterricen demasiado lejos de las fuerzas de rescate. Los astronautas que los reemplazarán, Kelly, Kaleri y Skripochka, se encuentran en la Ciudad de las Estrellas finalizando su entrenamiento. Su nave Soyuz TMA-01M, que usará un nuevo sistema de telemetría e informático, los llevará al espacio el 7 de octubre. Por su parte, la próxima nave de carga (40P) despegará el 27 de octubre.

http://www.nasa.gov/station

*Japón ha lanzado su primer satélite pensado para mejorar la calidad de los servicios de posicionamiento global y navegación de las redes de satélites GPS y GLONASS, en su región de influencia. Una constelación de satélites llamados QZSS (Quasi-Zenith Satellite System), situados en órbitas muy particulares, transmitirán señales de navegación que aumentarán la precisión necesaria para determinados servicios, tanto en superficie como en zonas montañosas y edificios altos, donde las transmisiones de los GPS quedan a menudo bloqueadas por la relativa baja altitud de los satélites. Hasta tres serán colocados en órbitas complementarias, asegurando una cobertura adecuada de la región. El primero, construido por Mitsubishi Electric y con un peso de 4.100 kg, fue lanzado el 11 de septiembre desde la base de Tanegashima. Un cohete H-IIA 202 (F18) despegó a las 11:17 UTC llevando a bordo al QZSS-1, rebautizado una vez en el espacio como Michibiki. Después de pasar por una órbita baja provisional, fue impulsado hasta una órbita de transferencia geosincrónica, que posteriormente el propio satélite se ocupará de convertir en mucho más circular (aunque aún un tanto elíptica). A diferencia de los satélites de comunicaciones geoestacionarios, cuya inclinación es paralela al ecuador, los QZSS tendrán una órbita muy inclinada (45 grados) para garantizar una buena cobertura del Japón y de otras partes de Asia y Oceanía. Las señales de navegación se transmitirán mediante un sistema en banda L, si bien el vehículo transporta también una carga en banda C para comunicaciones. La misión intentará demostrar el concepto. Si funciona bien, entonces la JAXA decidirá el lanzamiento de los otros dos satélites, que garantizarán una cobertura próxima al 99,8 por ciento del tiempo, frente al 90 por ciento actual. Más información en:

http://www.jaxa.jp/countdown/f18/index_e.html

*La sonda Deep Impact, encarnada en la nueva misión EPOXI, empezó el 5 de septiembre a fotografiar el cometa Hartley 2, el cual sobrevolará el 4 de noviembre. Se espera que el vehículo capture unas 64.000 imágenes del astro, utilizando sus dos telescopios y el espectrómetro infrarrojo, lo cual permitirá estudiarlo durante unos dos meses. Por el momento las imágenes sólo muestran un punto brillante y nebuloso lejano, pero las que se envíen en la fecha del sobrevuelo seguramente serán muy interesantes, ya que mostrarán el núcleo del cometa desde corta distancia. Los instrumentos de la nave mantendrán una vigilancia constante de su objetivo durante 79 días, con sólo breves pausas para calibrar los instrumentos y realizar una corrección de curso. La primera imagen se realizó desde una distancia de 60 millones de kilómetros. Más información en:

http://epoxi.umd.edu/

*Un cohete Rockot/Breeze-KM despegó el 8 de septiembre desde el cosmódromo de Plesetsk para colocar en órbita a tres satélites de comunicaciones. El despegue, a las 03:30 UTC, envió al espacio a dos pequeños satélites militares Strela-3 (Kosmos-2467 y 2468), y a uno de su equivalente civil, el segundo Gonets-M. Los tres fueron situados en órbitas circulares a unos 1.400 km de la superficie terrestre, y serán usados para almacenar y retransmitir mensajes y datos. Usualmente, este tipo de satélites era lanzado con un cohete Kosmos-3M, pero éste está a punto de ser retirado. La empresa NPO PM construye los satélites Gonets-M y Strela-3. Tienen una vida útil de 5 a 7 años y pesan unos 225 kg.




  Haz click aquí para ver vídeos sobre Noticias breves de astronáutica


Más artículos
Primeras estrellas del universo
Origen de nuestra galaxia
Impacto de un cometa contra Neptuno
Exoplaneta más joven
Estrellas antiguas
Sistema planetario
Planeta parecido a la Tierra
Basura orbital
Noticias breves de astronáutica
Noticias breves de astronáutica
Asteroide troyano
Conquista del cosmos
Medir la masa de planetas
Duración del ciclo solar
Edad del Sistema Solar
Noticias breves de astronáutica
Planeta habitable cerca de la Tierra
Fuente de rayos X
Noticias breves de astronáutica
Noticias breves de astronáutica