Noticias breves de astronáutica
Astronomía

Noticias breves de astronáutica

(NC&T) *China lanzó el 4 de septiembre un satélite doméstico de comunicaciones geoestacionario. El Chinasat-6A (o Xinnuo-6), despegó desde la base de Xichang, a las 16:15 UTC, a bordo de un cohete CZ-3B, que lo colocó en la ruta correcta, una trayectoria de transferencia supersincrónica. Una vez en su posición definitiva (125 grados Este) transmitirá señales de TV y radio a millones de usuarios gracias a sus repetidores en banda C (24), Ku (8) y S (1). Construido por la empresa CAST/Beijing sobre una plataforma DFH-4, para el operador China Satcom Group, el satélite trabajará sobre la región durante unos 15 años.

*Los patrocinadores internacionales de la estación espacial han anunciado la composición de la tripulación de larga duración que despegará hacia el complejo orbital en el mes de noviembre de 2012, a bordo de una nave Soyuz (33S). Se trata del estadounidense Tom Marshburn, el veterano canadiense Chris Hadfield y el ruso Roman Romanenko. Se unirán en el espacio a Kevin Ford, Oleg Novitskiy y Evgeny Tarelkin de la expedición 34. Cuando éstos regresen a la Tierra, en marzo de 2013, los tres recién llegados iniciarán formalmente la expedición 35, durante la cual Hadfield actuará de comandante, la primera vez que un canadiense adopte esta función. Ocupará la estación junto a sus dos compañeros y otros tres que aún deben anunciarse y que volarán a la estación en el mismo mes de marzo de 2013. Más información en:

http://www.jsc.nasa.gov/Bios http://www.nasa.gov/station

*Con la selección del instrumental científico que transportará, la NASA da por iniciado el desarrollo de la misión Solar Probe Plus, la esperada visita de una sonda a las cercanías del Sol. El vehículo, que debería despegar hacia 2018, tendrá el tamaño de un pequeño utilitario y alcanzará una zona situada a 6,4 millones de kilómetros de la superficie del astro, es decir, atravesará parte de la atmósfera solar, que se extiende durante millones de kilómetros en el espacio. Los retos de la misión son, obviamente, extraordinarios, debido a los extremos ambientales a los que se enfrentará la nave, pero las ganancias científicas, muy elevadas. Su principal objetivo será averiguar por qué la atmósfera exterior del Sol está más caliente que su superficie visible, y qué impulsa el llamado viento solar, que puede afectar a la Tierra y el resto del sistema planetario. Para ello la sonda transportará un escudo térmico revolucionario fabricado en un compuesto de carbono, que deberá resistir temperaturas de más de 2.550 grados F, así como la intensa radiación de la zona. La NASA dedicará 180 millones de dólares a financiar cinco emprendimientos científicos: la Solar Wind Electrons Alphas and Protons Investigation, para contar las partículas del viento solar y medir sus propiedades, analizándolas; el Wide-field Imager, un telescopio para obtener imágenes en 3D de la corona solar; el Fields Experiment, para medir los campos eléctricos y magnéticos solares, emisiones de radio y ondas de choque, así como para detectar polvo; la Integrated Science Investigation of the Sun, equipada con dos instrumentos para discernir los elementos químicos de la atmósfera solar; y el Heliospheric Origins with Solar Probe Plus, para la integración general de los trabajos durante la misión. La sonda, supervisada por el Goddard Space Flight Center en el marco del programa Living with a Star, de la NASA, será construida por el Applied Physics Laboratory. Más información en:

http://solarprobe.gsfc.nasa.gov/

*Rusia sigue ampliando su constelación de satélites de navegación Uragan/GLONASS, equivalentes a los Navstar GPS estadounidenses. El 1 de septiembre (00:53 UTC) lanzó desde Baikonur un cohete Proton-M/DM-2 con tres satélites de esta clase, bautizados como Kosmos-2464 a 2466 una vez alcanzaron el espacio. Se trata de los ejemplares 27, 28 y 29 de la serie Uragan-M, que debían ser colocados en órbitas circulares intermedias. Construidos por la empresa Reshetnev, pesan una tonelada y media cada uno y sirven para enviar señales de posicionamiento global tanto a civiles como a militares. La constelación, que deberá tener 24 satélites, tiene en estos momentos 21 operativos y dos de reserva. Se lanzarán otros tres en noviembre, y el primero de una serie nueva (Uragan-K) en diciembre.

*Aún dentro del marco de los presupuestos aprobados previamente para el programa Constellation, la NASA y la empresa ATK han llevado a cabo una nueva prueba con una versión de cinco segmentos del motor sólido empleado como acelerador de la lanzadera espacial, y que debía usarse en la primera etapa del cohete Ares-I. Este último no parece que vaya a volar en un futuro cercano, pero algunas de las pruebas previstas para su desarrollo sí se están llevando a término porque ya estaban aprobadas y listas, y porque el sistema tiene otras aplicaciones. La prueba del motor, llamada DM-2, se produjo el 31 de agosto y duró dos minutos. Hasta 760 instrumentos se ocuparon de medir su funcionamiento y rendimiento. Previamente al encendido, se enfrió el motor para verificar su actuación en un escenario de bajas temperaturas y condiciones extremas. El ensayo se desarrolló perfectamente y ahora los ingenieros examinarán las mediciones realizadas. El sistema podría emplearse en un hipotético lanzador pesado de la NASA. El motor se diferencia de los aceleradores del transbordador espacial en varios aspectos. Además de un quinto segmento, que lo hace más largo y capaz de producir un mayor empuje, dispone de una garganta de mayor diámetro en la tobera, además de un mejor sistema aislante. Las carcasas empleadas han volado colectivamente al espacio en 59 misiones del Shuttle, la primera vez durante la STS-3. Más información en:

http://www.nasa.gov/mission_pages/constellation/ares/10-202.html

*Dos astronautas, Linda Godwin y Scott Altman, abandonarán en breve la NASA. La primera se retirará y el segundo pasará al sector privado. Godwin entró en la agencia en 1980 y fue elegida como astronauta en 1985. Voló al espacio en cuatro ocasiones, acumulando 38 días y dos salidas extravehiculares (STS-37, STS-59, STS-76, y STS-108). En cuanto a Altman, entró en la NASA en 1995 y voló también en cuatro misiones de la lanzadera: STS-90, STS-106, STS-109 y STS-125, acumulando 51 días en el espacio. Más información en:

http://www.jsc.nasa.gov/Bios

*Los esfuerzos de las compañías privadas en desarrollar vehículos de lanzamiento y aterrizaje reutilizables, pensados para competir en concursos como el Northrop Grumman Lunar Lander X PRIZE Challenge, van a servir para que entren por méritos propios en la órbita de los programas de la NASA. La agencia ha otorgado contratos por valor de 475.000 dólares, en el marco del programa CruSR (Commercial Reusable Suborbital Research Program), a las empresas Armadillo Aerospace y Masten Space Systems para que realicen vuelos de vehículos experimentales capaces de enviar instrumental "casi al espacio" (zona definida como altitudes situadas entre 65.000 y 350.000 pies). El objetivo es ayudar a desarrollar una industria comercial que proporcione vuelos regulares y económicos para una amplia variedad de clientes, incluyendo la propia NASA. El presente contrato financiará dos vuelos en otoño y otro en invierno del vehículo Super-Mod de Armadillo, desde New Mexico (Spaceport America). Los dos primeros alcanzarán altitudes de 15 km, y el tercero unos 40 km. Por su parte, Masten lanzará a su Xaero, que hará cuatro vuelos desde el Mojave Spaceport, en California, durante el invierno, dos de ellos hasta 5 km de altitud y los otros dos hasta 30 km, incluyendo demostraciones de apagado de motor en vuelo. Los dos vehículos serán equipados con antenas para el sistema ADS-B, que permite determinar la posición mediante sistemas de navegación por GPS. Más información en:

http://suborbitalex.arc.nasa.gov

*Aunque el lanzamiento inicial del satélite de comunicaciones militar AEHF-1, el 14 de agosto, se desarrolló perfectamente, el motor de propergoles líquidos de a bordo del ingenio no funciona bien y no va a poder ser utilizado para llevarlo hasta la órbita geoestacionaria definitiva. Por fortuna, el satélite transporta otros medios de propulsión que los ingenieros van a intentar utilizar de la mejor forma posible. Para empezar, ya ha empezado a maniobrar con un grupo de propulsores de bajo empuje, que permitirán elevar paulatinamente la altitud mínima de la órbita, ahora mismo supersincrónica y muy elíptica. Posteriormente, se empleará también el sistema de propulsión iónica. Hay confianza de que el satélite será colocado finalmente en la posición geoestacionaria definitiva, si bien la gran cantidad de maniobras necesarias retrasará su puesta en servicio prácticamente un año.

*La NASA ha llegado a un acuerdo con Flickr para participar en un proyecto cooperativo llamado The Commons. La agencia proporciona imágenes de su fondo histórico, que son expuestas en Flickr, en forma de álbumes o compilaciones. Lo interesante es que el sistema permite la participación del público, que así podrá ayudar a clasificar las imágenes, añadir comentarios, identificar personas, misiones, etc. El grupo continuará poniendo nuevas imágenes a disposición de los internautas. Más información en:

http://www.flickr.com/photos/nasacommons

*Bill Lenoir, antiguo astronauta de la NASA, falleció el 28 de agosto debido a un accidente de bicicleta que le provocó diversos daños en la cabeza. De 71 años de edad, Lenoir fue seleccionado por la NASA en 1967, en plena era Apolo. Sin embargo, y aunque actuó como reserva en un par de misiones Skylab, no pudo viajar al espacio hasta la llegada de la lanzadera espacial. Hasta entonces, estuvo trabajando en los estudios de la agencia sobre satélites capaces de capturar energía solar y enviarla a la Tierra. Finalmente, participó en la misión STS-5, de noviembre de 1982, la primera del Space Shuttle que colocó en órbita satélites comerciales de comunicaciones. Lenoir abandonó la NASA en 1984 para entrar en el sector privado, pero regresó a ella en 1989, hasta retirarse definitivamente en 1992. Más información en:

http://www.jsc.nasa.gov/Bios/htmlbios/lenoir-wb.html

*China ha lanzado el primer ejemplar de una nueva serie de satélites dedicada a fotografiar la superficie terrestre. El Tianhui-1 despegó a las 07:10 UTC del 24 de agosto en dirección a una órbita baja de 500 kilómetros, heliosincrónica. Se empleó un cohete CZ-2D, desde la base de Jiuquan, para llevar a cabo la misión. La nave, construida por la compañía Hangtian Dongfanghong Weixing YG, permitirá levantar mapas de la Tierra y obtener información sobre el uso del suelo, así como para realizar investigaciones científicas. Lleva cámaras a bordo capaces de efectuar tareas topográficas en 3D, y también para tomas en alta resolución (hasta 5 metros) y multiespectrales (10 metros). Expertos independientes que siguen el programa espacial chino han indicado también últimamente que el satélite militar SJ-12 lanzado el 15 de junio maniobró para acercarse al SJ-6F (en órbita desde octubre de 2008). La operación no ha sido reconocida de forma oficial, pero podría indicar la disponibilidad china de un sistema de inspección orbital, si bien las técnicas empleadas también serán útiles para el futuro programa tripulado. El primer laboratorio chino, el Tiangong-1, despegará a principios de 2011 y deberá permitir el acercamiento y acoplamiento de otros vehículos.

*La salida extravehicular llevada a cabo por los astronautas Doug Wheelock y Tracy Caldwell Dyson en el exterior de la estación espacial internacional, el 7 de agosto, acabó siendo la más larga realizada jamás por los miembros de una expedición de la ISS. Los problemas encontrados, sin embargo, frustraron el objetivo de sustituir el módulo de la bomba de refrigerante que dejó de funcionar recientemente y que ha complicado de forma considerable la vida a los tripulantes. Wheelock y Caldwell-Dyson, que tuvieron que improvisar con la ayuda del personal de tierra un plan para reparar la avería, se colocaron sus trajes espaciales y despresurizaron el interior del módulo Quest, saliendo al exterior a las 11:17 UTC. Wheelock se situó en el extremo del brazo robótico Canadarm-2, controlado por Shannon Walker, y se dirigió hacia la zona afectada. Por su parte, Caldwell Dyson, en su primera salida extravehicular (era la cuarta para su compañero), se situaría con más libertad de movimientos, ayudando a este último. Su objetivo sería desconectar la bomba de amoníaco del circuito A, en el segmento S1, colocar un dispositivo para mantener temporalmente la presión en el citado circuito, y sustituir la bomba por otra nueva almacenada en la plataforma número 2, cerca del Quest. El proceso avanzó según lo previsto durante las primeras horas. Se dejó salir el nitrógeno de presurización del circuito para poder desconectar los conductos unidos a la vieja bomba, y el primero de ellos (M4) no ofreció dificultades. En cambio, el segundo (M3), ofrecería continuados problemas. La pieza que actúa como seguro se negó a abrirse, y hubo que utilizar una herramienta para forzarlo. En ese momento, Wheelock detectó un pequeño escape de amoníaco. Consultados al respecto, los controladores en tierra pidieron al astronauta que volviera a colocar el seguro mientras se averiguaba la razón de la fuga. Wheelock encontró entonces más problemas para hacerlo, quizá debido a la presión interna, pero al final lo consiguió. Los expertos le pidieron en ese momento que volviera a mover el seguro, pero la pieza no quiso abrirse. Tras mucho esfuerzo inútil, se le aconsejó esperar a la zona nocturna de la órbita, cuando las temperaturas podrían contribuir a reducirla, pero tampoco tuvo éxito. A continuación, el astronauta se ocupó de los conectores M2 y M1, sin ninguna dificultad. Volviendo al M3, se aplicó un poco de lubricante y finalmente el seguro acabó abriéndose. Por desgracia, el astronauta detectó de nuevo un cierta fuga de refrigerante, y no hubo otro remedio que recolocarlo en su posición primitiva, para evitar su pérdida. Para entonces, la duración de la EVA ya era demasiado larga, teniendo en cuenta que tendrían que descontaminar sus trajes del posible amoníaco que pudiera haberse adherido a ellos, así que se les ordenó regresar al módulo Quest. Sólo hubo tiempo para colocar algo de material aislante en los conectores abiertos. La escotilla se cerró finalmente a las 19:11 UTC. La duración de la EVA fue de 8 horas y 3 minutos. La siguiente salida quedó prevista para el miércoles 11 de agosto, pero ello dependería de las decisiones que se tomasen. Los ingenieros estudiarían una forma de evitar el escape de amoníaco, que podría ser el resultado de un fallo en dos válvulas internas. En todo caso, parecía probable que se necesitase una tercera EVA para resolver el asunto. En efecto, la NASA calculó que harían falta otras dos salidas extravehiculares para resolver del todo el problema de la bomba del sistema de refrigeración. La segunda, tras las dificultades experimentadas el día 7, se llevó a cabo mucho mejor, con Wheelock y Caldwell-Dyson llevando a cabo los objetivos previstos, pero aún restaba bastante trabajo para devolver a su posición operativa al sistema. Los dos astronautas salieron el 11 de agosto, después de que los técnicos en tierra estudiaran con atención lo sucedido durante la anterior oportunidad. Abrieron la escotilla exterior del módulo Quest a las 12:26 UTC y se dirigieron de inmediato a enfrentarse con el recalcitrante conducto que no había q anclaje provisional. El siguiente paso fue preparar la nueva bomba, situada en la plataforma número 2, para moverla a su punto de destino durante la próxima salida extravehicular (desconectaron varios cables y movieron algunas mantas térmicas). Finalmente, los astronautas regresaron al módulo Quest, donde cerraron la escotilla a las 19:36 UTC. Tras su EVA de 7 horas y 26 minutos, se dedicarían a preparar la tercera excursión al exterior, que la NASA programó para el lunes 16 de agosto. Instalarían entonces la nueva bomba y la conectarían a los cables y conductos para que pudiese ser probada. La agencia preveía una cuarta salida para almacenar correctamente la bomba defectuosa y limpiar el escenario, pero esta operación no debería hacerse de inmediato (de hecho se dejó para los astronautas del próximo transbordador espacial). Los protagonistas de la tercera excursión fueron los mismos que en las dos ocasiones anteriores, Doug Wheelock y Tracy Caldwell Dyson, quienes salieron al exterior abriendo la escotilla del módulo Quest a las 10:19 UTC del 16 de agosto. Permanecerían fuera 7 horas y 20 minutos, llevando a cabo la crucial tarea de instalar y conectar una nueva bomba en el segmento S1 que resuelva el problema que obligó a reducir el número de sistemas activos a bordo de la zona americana. Los dos astronautas, que iniciaron su EVA con algo más de media hora de antelación, debían estar unas 6 horas y media trabajando en el exterior, pero el tiempo se agotó y hubo que dejar para otro momento una tarea secundaria. La más importante, reemplazar la bomba del circuito A de refrigeración, el que falló el 31 de julio, se inició con los astronautas accediendo a la posición de la bomba de recambio, situada en la plataforma de almacenamiento número 2. Douglas Wheelock, unido al extremo del brazo robótico de la estación, cogió la nueva bomba después de aflojar sus cuatro tornillos y la trasladó hacia el segmento S1, colocándola en su punto de destino. Después, el astronauta la atornilló en su lugar y Caldwell Dyson conectó los cinco cables eléctricos y de datos. Antes de hacer lo propio con los conductos del amoniaco, se activó la bomba para asegurar que giraba correctamente. Ante el éxito de la operación, Wheelock conectó los citados cuatro conductos y retiró el dispositivo terminal provisional que habían instalado durante la primera salida. Por último, se abrió el paso para que pudiera fluir libremente el amoniaco, sin que se apreciara ninguna fuga. De todos modos, los astronautas pasaron el mayor tiempo posible bajo los rayos del Sol, asegurando la evaporación de cualquier rastro contaminante de los trajes. Debido a la falta de tiempo, los astronautas tuvieron que dejar para otra ocasión la instalación de un cable entre el módulo Quest y el módulo Unity, que debería estar en su lugar antes de la llegada del transbordador Discovery, en noviembre. Esta era precisamente una de las tareas que debían realizarse durante la EVA original prevista para el 5 de agosto, que tuvo que suspenderse debido al fallo en la bomba. Dicho cable será conectado a un nuevo módulo. Antes de regresar al interior del Quest, Wheelock y Caldwell Dyson ordenaron la zona de trabajo, resituando las mantas térmicas y guardando las herramientas. Después, retornaron al módulo esclusa, donde cerraron la escotilla a las 17:37 UTC. La nueva bomba sería probada durante las siguientes horas, pero fue apagada durante algún tiempo para permitir la reconfiguración del circuito de refrigeración B, que tuvo que ocuparse de sistemas adicionales tras el fallo del circuito A. Este último sería puesto en servicio poco a poco durante los siguientes días.

http://www.nasa.gov/mission_pages/station/main/index.html

*El primer cohete Atlas V 531 (AV-019) colocó en órbita supersincrónica al también primer satélite de comunicaciones AEHF, un ingenio de la US Air Force que ofrecerá servicios seguros a los militares estadounidenses. El AEHF-1 (Advanced Extreme High Frequency Satellite) despegó a las 11:07 UTC del 14 de agosto, desde la rampa 41 de Cabo Cañaveral. La etapa superior Centaur impulsó a su carga a una altitud máxima inusual, a unos 50.000 km de distancia, antes de la separación. El vehículo maniobrará posteriormente para aumentar la altitud mínima, mediante un motor situado a bordo, y aún más tarde se empleará un sistema de propulsión iónica para trasladar al también llamado USA-214 hasta la órbita geoestacionaria prevista, en una labor que llevará varios meses. El satélite ha sido construido por la compañía Lockheed Martin sobre una plataforma A2100M y básicamente tratará de sustituir a los antiguos Milstar. Como ellos, utilizará frecuencias en el rango de las bandas SHF y EHF, que permite garantizar comunicaciones militares ultraseguras incluso en caso de conflicto nuclear. El AEHF SV-1, perteneciente al programa Advanced Wideband Satellite, pesó 6.168 kg al despegue y de momento será integrado en la actual constelación Milstar, con la que es compatible. Su capacidad será superior y su coste muy inferior. Se habían previsto un total de seis satélites AEHFs, cantidad reducida a tres y finalmente aumentada en uno más debido a los retrasos con la siguiente generación T-Sat. Más información en:

http://www.ulalaunch.com/site/pages/News.shtml#/54/

*China lanzó el 9 de agosto un nuevo ejemplar de su serie de satélites militares Yaogan. El Yaogan-10 despegó desde la base de Taiyuan, a las 22:49 UTC, a bordo de un potente cohete CZ-4C. El vehículo fue colocado en una órbita polar heliosincrónica baja, desde donde se supone que llevará a cabo observaciones de la superficie terrestre, posiblemente con un radar militar SAR. Oficialmente, el satélite efectuará estudios diversos, incluyendo vigilancia de cultivos, desastres naturales, etc.

*La NASA ha decidido gastarse hasta 30 millones de dólares en la compra de información de ingeniería sobre diversos subsistemas de vehículos pensados para el alunizaje. En vez de llevar a cabo directamente la tarea investigadora, la agencia quiere fomentar los estudios al respecto por parte de empresas externas, que de este modo podrían avanzar más rápidamente en el diseño y ensayo de naves de alunizaje robóticas o tripuladas comerciales. La NASA pedirá información sobre cuestiones tales como el diseño de elementos, lanzamientos, maniobras de corrección de trayectoria, frenado lunar, alunizaje, descenso de precisión, toma de imágenes, identificación de peligros, etc.

*Un cohete Ariane-5ECA (V196/L554) situó el 4 de agosto en órbitas de transferencia geoestacionaria a dos satélites de comunicaciones. El despegue se llevó a cabo desde la base de Kourou, en la Guayana Francesa, a las 20:59 UTC, y supuso el envío al espacio de los vehículos comerciales Nilesat-201 y Rascom-QAF-1R. Los dos operarán en el ámbito africano, enviando señales de televisión y telefonía a sus usuarios. El primero en separarse de la etapa superior del cohete fue el Nilesat-201, propiedad de la compañía egipcia Nilesat. Se trata de un satélite de 3.200 kg construido por Thales Alenia Space sobre una plataforma Spacebus 4000B2. Esta está equipada con 24 repetidores en banda Ku y 4 en banda Ka. Operará desde la habitual posición geoestacionaria de 7 grados Oeste. Por su parte, el Rascom-QAF-1R es propiedad de RascomStar-QAF, un consorcio euro-africano, y ha sido lanzado para sustituir a otro que desarrolló graves problemas hace 3 años, lo que redujo su vida útil. El Rascom-QAF-1R pesó 3.050 kg al despegue y ha sido construido por Thales Alenia Space sobre una plataforma Spacebus-4000B3. Transporta 12 repetidores en banda C y 8 en banda Ku, para operar sobre la posición 2,8 grados Este. Ambos satélites deberían trabajar durante unos 15 años. Más información en:

http://www.arianespace.com/news-mission-update/2010/714.asp

*La ESA y la NASA han anunciado conjuntamente el instrumental científico que ha sido elegido para viajar a bordo de la sonda marciana ExoMars Trace Gas Orbiter, la primera colaboración completa en este campo de las dos agencias. El objetivo de este vehículo, que debería despegar en 2016, será el estudio de la atmósfera de Marte, en busca de descubrir su composición química exacta, sobre todo en cuanto a la abundancia de metano, una sustancia que podría señalar la existencia de vida en el planeta. De las 19 propuestas presentadas en enero, se han elegido cinco instrumentos: el Mars Atmospheric Trace Molecule Occultation Spectrometer (MATMOS), que es un espectrómetro infrarrojo para la atmósfera; el High-resolution solar occultation and nadir spectrometer (SOIR/NOMAD), otro espectrómetro infrarrojo para detectar sustancias tanto en la atmósfera como en el suelo, en el que participará España; el ExoMars Climate Sounder (EMCS), un radiómetro infrarrojo para medir diariamente el polvo, el vapor de agua y otros elementos atmosféricos; el High-resolution Stereo Color Imager (HiSCI), una cámara de 2 metros de resolución; y el Mars Atmospheric Global Imaging Experiment (MAGIE), una cámara de ancho campo multiespectral. Recordemos que la misión transportará también un vehículo de demostración europeo de descenso y aterrizaje. En 2018, la misión ExoMars situará un robot europeo en la superficie, equipado con una broca perforadora, y un robot americano capaz de recoger muestras que podrían ser devueltas a la Tierra en otra ocasión. Más información en:

http://www.nasa.gov/mars




  Haz click aquí para ver vídeos sobre Noticias breves de astronáutica


Más artículos
Primeras estrellas del universo
Origen de nuestra galaxia
Impacto de un cometa contra Neptuno
Exoplaneta más joven
Estrellas antiguas
Sistema planetario
Planeta parecido a la Tierra
Basura orbital
Noticias breves de astronáutica
Noticias breves de astronáutica
Asteroide troyano
Conquista del cosmos
Medir la masa de planetas
Duración del ciclo solar
Edad del Sistema Solar
Noticias breves de astronáutica
Planeta habitable cerca de la Tierra
Fuente de rayos X
Noticias breves de astronáutica
Noticias breves de astronáutica