Colisión de planetas
Astronomía

Colisión de planetas en un sistema solar binario

(NC&T) "Es como si chocaran la Tierra y Venus", comenta Benjamin Zuckerman, profesor de física y astronomía en la UCLA y uno de los autores del estudio. "Los astrónomos nunca antes hemos visto algo así. Al parecer, las colisiones catastróficas más importantes pueden ocurrir en un sistema planetario completamente maduro".

De existir vida en cualquiera de los planetas, la colisión masiva la habría eliminado toda en cuestión de minutos; es un evento de extinción total. Un masivo disco de polvo que emite en infrarrojo y gira alrededor de la estrella, proporciona el silencioso testimonio de este violento suceso.

Zuckerman, Gregory Henry (astrónomo en la Universidad Estatal de Tennessee) y Michael Muno (astrónomo del Caltech durante la investigación), estudiaban una estrella conocida como BD+20 307, la cual está rodeada, sorprendentemente, por más de un millón de veces la cantidad de polvo que orbita alrededor de nuestro sol.

Los astrónomos tomaron a BD+20 307 por una estrella joven, de algunos cientos de millones de años como máximo, con el anillo de polvo masivo señalando las etapas finales en la formación del sistema planetario de la estrella.

Colisión de planetas
Representación artística del choque de dos planetas. (Foto: Lynette R. Cook)
Sin embargo, esas expectativas demostraron ser incorrectas cuando la astrónoma Alycia Weinberger, del Instituto Carnegie de Washington, averiguó que BD+20 307 es realmente una pareja de dos estrellas bastante cercanas la una de la otra, que orbitan alrededor de su centro de masa común.

Tal descubrimiento forzó a revisar radicalmente la interpretación de los datos y transformó a BD+20 307 en un sistema estelar único e intrigante.

Los nuevos datos espectroscópicos confirman que BD+20 307 está compuesto de dos estrellas, ambas muy similares a nuestro propio Sol en masa, temperatura y tamaño. Trazan una órbita alrededor de su centro de masa común una vez cada 3,42 días.

Los patrones de abundancia de los elementos en las estrellas demuestran que tienen mucho más que algunos cientos de millones de años, como se pensó al principio. El sistema binario parece tener una edad de varios miles de millones de años, comparable a la edad de nuestro Sistema Solar.

La colisión planetaria en BD+20 307 no fue observada directamente sino que se dedujo a partir de la extraordinaria cantidad de partículas de polvo que orbita alrededor del par de estrellas a una distancia casi igual a la que separa al Sol de la Tierra y Venus. Si este polvo señala, tal como parece, la presencia de planetas terrestres, entonces éste representa el primer ejemplo conocido de planetas, de cualquier masa, en órbita alrededor de un sistema binario con sus estrellas tan cercanas la una de la otra.

La distancia a la que el polvo está girando alrededor de ambas estrellas es la misma en la que los planetas como la Tierra tienen las mayores probabilidades de existir y donde típicamente el polvo no puede perdurar por mucho tiempo. Así, la colisión que formó el polvo cerca de BD+20 307 tuvo que haber ocurrido recientemente, quizá hace unos pocos cientos de miles de años o incluso en una fecha más reciente.


  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Informe ISS
Noticias de astronáutica
Polvo cósmico del sistema solar
Estallido de rayos gamma
Redes de valles de Marte
Informe ISS
Noticias del espacio
Movimiento de cúmulos de galaxias
Informe ISS
Noticias de astronáutica
Colisión de planetas
Colisiones de galaxias
Planetas del tamaño de la Tierra
Informe ISS
Noticias del espacio
Formación de nuestro sistema solar
Formación de estrrellas
Campo magnético de una galaxia
Informe ISS/STS-126
Noticias breves de astronáutica