Astronomía

Nueva teoría sobre un misterio lunar

(NC&T) Los Fenómenos Lunares Transitorios (TLPs por sus siglas en inglés), caracterizados, según los datos conocidos, por cambios de brillo, color y nitidez en puntos de la superficie lunar, han sido observados por miles de astrónomos a lo largo de cuatro siglos, e incluso fotografiados en épocas recientes. Pero las explicaciones de por qué ocurren, e incluso su realidad como verdaderos fenómenos lunares, se han debatido acaloradamente. Los TLPs generalmente cubren un espacio de unos pocos kilómetros y sólo persisten durante algunos minutos.

Crotts ha descubierto una fuerte relación estadística entre los TLPs y los eventos de liberación de gas en la superficie lunar. Esos escapes gaseosos se producen cuando los gases atrapados bajo la superficie de una luna o planeta se liberan y, aunque sólo brevemente, se convierten en parte de la atmósfera del objeto. Un componente importante de estas emisiones gaseosas es el radón.

Durante muchos años, las causas de los TLPs han sido atribuidas a toda clase de efectos: la turbulencia en la atmósfera de la Tierra, ilusiones ópticas, dispersión irregular atmosférica de la luz como en un prisma, e incluso trastornos psicológicos del observador como la histeria o sugestiones mentales, pero los TLPs se correlacionan de manera clara con los escapes de gas radón en la Luna. Ningún efecto dentro de los límites de la Tierra puede falsificar eso.

Para llegar a su teoría, Crotts correlacionó los TLPs con los escapes conocidos de gas en la superficie lunar, tal como han sido vistos por varias naves espaciales, particularmente la misión del Apolo 15 de la NASA en 1971 y la sonda Lunar Prospector en 1998. Lo que Crotts ha descubierto es una similitud notable en los patrones de ubicaciones de los eventos de fuga de gas detectados por las astronaves sobre la cara de la Luna visible desde la Tierra, y los puntos en los que los testimonios señalaban la aparición de un TLP.

Teoría misterio lunar
Un TLP, el punto brillante central, detectado en 1953. (Foto: Leon Stuart)
El patrón de concordancia se fortaleció aún más después de que Crotts realizó un filtraje estadístico en la lista de muestras para librarla de informes falsos, así como de eventos demasiado aislados para ser aceptados como verdaderas fuentes de escapes de gas.

Esta investigación podría llevar a la obtención de imágenes ópticas de la superficie lunar que pudiesen servir para supervisar cómo, cuándo y dónde se producen los escapes de gas en la Luna. Si bien se desconoce la composición exacta de ese gas, mediciones indirectas anteriores indican que podría contener sustancias aprovechables para las futuras expediciones a la Luna, sobre todo agua.


Más artículos
Sagitario vía lactea
Gigante roja
Telescopio Canarias
ISS/STS-118
Noticias Astronáutica
Contaminación estrellas
Programa de identificación de astros
agujeros negros supermasivos
Informe ISS/STS-118
Investigación Luna y Marte
Vida vegetal en planetas
Informe iss/sts-118
Noticias breves de astronáutica
Teoría misterio lunar
Nueva teoría agujeros negros
Informe ISS/STS
Phoenix, Marte
Vuelos a la Luna
Detalle simulación cosmológica
Galaxias más distantes