Fusión agujeros negros
Astronomía

Futura fusión de dos agujeros negros supermasivos

(NC&T) Este descubrimiento de un agujero negro binario apoya la idea de que los agujeros negros crecen en el centro de las galaxias hasta tener enormes masas, gracias a unirse con otros.

Utilizando la óptica adaptativa, que aclara el efecto de "desenfoque" producido por la atmósfera de la Tierra, científicos del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL, por sus siglas en inglés) y sus colaboradores observaron a los dos agujeros negros, ubicados en el centro del gran disco rotatorio de estrellas en la galaxia NGC 6240. Ésta es el resultado de la mezcla entre otras dos galaxias. Los agujeros negros están rodeados por una nube de jóvenes cúmulos estelares.

Los agujeros negros supermasivos contienen desde millones hasta miles de millones de veces la masa de nuestro Sol, y se cree que existen en el centro de la mayoría de las galaxias, incluyendo nuestra propia Vía Láctea.

Durante años, los astrónomos han sabido que la NGC 6240 contenía por lo menos un agujero negro supermasivo. Después, las observaciones del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA confirmaron que en realidad había dos agujeros negros supermasivos en el centro de la NGC 6240. Y esta nueva investigación confirma con un notable grado de precisión la ubicación y el entorno de los dos agujeros negros, con la ayuda de las observaciones realizadas en el Observatorio W.M. Keck.

Fusión agujeros negros
Los dos agujeros negros supermasivos acabarán fusionándose en uno solo en el transcurso de los próximos cientos de millones de años. (Foto: U. Harvard)
Gracias a la óptica adaptativa, ahora los científicos pueden ver con gran detalle el polvo caliente en la banda del infrarrojo, las estrellas en las bandas de luz visible e infrarroja, y los rayos X y las emisiones de radio, que provienen directamente de los alrededores de los agujeros negros.

La óptica adaptativa permite a los astrónomos minimizar la distorsión que sobre las imágenes ejerce la atmósfera de la Tierra, produciendo fotografías con detalles y resolución inauditas. El sistema de óptica adaptativa utiliza la luz de una estrella relativamente luminosa, o estrella guía, para medir las distorsiones atmosféricas y corregir sus efectos, pero sólo alrededor del uno por ciento del cielo contiene estrellas lo bastante luminosas para ser utilizadas en tal tarea. Un láser construido por el LLNL ha sido puesto en servicio en el Observatorio Keck para que proyecte una señal brillante apta como guía, y así no tener que depender de estrellas.

La resolución espacial usando la óptica adaptativa en el telescopio de 10 metros Keck II, produce una mejora por un factor de 10 sobre lo que puede lograrse con las imágenes convencionales captadas desde la superficie de la Tierra.

Las imágenes del Telescopio Espacial Hubble muestran que los dos agujeros negros están rodeados por masas de polvo irregular que obscurecen parcialmente la luz visible. Sin embargo, en la banda de la luz infrarroja usada en las observaciones con óptica adaptativa del Keck, los agujeros negros se distinguen mejor y aparecen rodeados por muchos cúmulos de estrellas jóvenes que se formaron como consecuencia de la mezcla de las galaxias originales.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Noticias de astronáutica
Corrientes estelares
Enana marrón
Fósil galáctico
Informe ISS/STS-117
Noticias de astronáutica
Galaxias enanas recicladas
Interior del sol
Universo estático
Explosiones cósmicas
Informe ISS/STS-117
Breves de astronáutica
Helio y viento solar
Fusión agujeros negros
Cúmulo estelar
Descubiertos dos planetas
Planeta XO-3b
Estrella Altair
Informe ISS
Noticias de astronáutica