Astronomía

Dos nuevos planetas, catalogados entre los más calientes

(NC&T) El trabajo fue hecho por medio del más importante programa de detección de planetas del Reino Unido, estructurado sobre un consorcio de ocho universidades, y conocido por sus siglas en inglés, SuperWASP.

Los astrónomos localizaron los planetas al detectar las pequeñas disminuciones de la luz de la estrella de cada uno que se producen cuando los planetas pasan frente a ellas.

Calificados como "Júpiteres Calientes" por su elevada temperatura y por ser de tamaño parecido al de Júpiter, los nuevos planetas están tan cerca de sus estrellas que completan su órbita alrededor de ellas en 2 y 2,5 días respectivamente. Son periodos orbitales asombrosamente breves, si los comparamos con los 88 días de Mercurio, el planeta de nuestro sistema solar con la órbita más rápida y que más cerca del Sol se halla.

Las órbitas tan cercanas a sus estrellas que describen esos planetas también implican que son más calientes que Mercurio, cuyas temperaturas en la superficie alcanzan con facilidad los 400 grados Celsius. Se estima que los nuevos planetas tienen una temperatura de por lo menos 1.800 grados Celsius.

Planetas más calientes
Impresión artística del tránsito de un planeta frente a su estrella. (Foto: U. Florida)
También existe evidencia de que la radiación emitida por sus respectivas estrellas es tan intensa que está expulsando las atmósferas de los planetas. Se presume que los Júpiteres Calientes tienen un tiempo de vida significativamente corto debido a la proximidad a su estrella.

Después de que los científicos del SuperWASP identificaran las pequeñas variaciones en la luz de sus estrellas causadas cuando los planetas pasaban frente a ellas, un instrumento de fabricación francesa detectó una minúscula oscilación en el movimiento de cada estrella a medida que los planetas circulaban alrededor de ella, confirmando la existencia de los mismos.

Los planetas están localizados respectivamente a algo más de mil años-luz de distancia de la Tierra, y a unos 500.

Ambos planetas son demasiado calientes para poder albergar vida. Pero su descubrimiento aporta datos valiosos al creciente conocimiento sobre cómo se forman los planetas, lo que ayudará a los astrónomos en su búsqueda de planetas del tipo terrestre.


Más artículos
Asteroides y meteoritos
HAT-P-1
Informe ISS
MetOp en el espacio
Noticias de astronáutica
Planetas más calientes
Informe ISS
Noticias de astronáutica
Mapa de galaxias
Informe ISS
Noticias de astronáutica
Interior de un cuásar
Nacimiento del Sol
Informe ISS
Noticias de astronáutica
Enana marrón
Planetas extrasolares
Hielo en la Luna
Informe ISS
Noticias de astronáutica