Asteroide Ceres
Astronomía

Ceres podría ser mas un "mini planeta" que un asteroide

Las observaciones hechas por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA muestran que Ceres posee características típicas de los planetas rocosos o "terrestres", como la Tierra o Marte por ejemplo. La forma de Ceres es casi tan esférica como la de la Tierra, lo que sugiere que quizá tenga un interior diferenciado, con un centro interno rocoso y una delgada y polvorienta corteza exterior.

Ceres es un planeta embrionario. Las perturbaciones gravitatorias de Júpiter hace miles de millones de años impidieron que capturase más material para convertirse en un planeta con pleno derecho.

Tiene un diámetro de 930 kilómetros aproximadamente. Reside con decenas de miles de otros cuerpos menores en el cinturón principal de asteroides. Localizado entre Marte y Júpiter, el cinturón de asteroides probablemente consta de "bloques de construcción" primitivos del sistema solar que nunca lograron acumularse en un planeta genuino. Ceres comprende el 25 por ciento de la masa total del cinturón de asteroides. Sin embargo, Plutón, el planeta más pequeño de nuestro sistema solar, es 14 veces más masivo que Ceres.

Con las cámaras del Hubble, los astrónomos estudiaron a Ceres durante nueve horas, el tiempo que consume el asteroide en completar una rotación. El telescopio obtuvo 267 imágenes. De esas fotografías, los astrónomos determinaron que el asteroide tiene un cuerpo casi redondo, aunque el diámetro en su ecuador es algo más ancho que en sus polos. Modelos informáticos muestran que un objeto casi redondo como Ceres tiene un interior diferenciado, con material más denso en el centro, y minerales más ligeros cerca de la superficie. Todos los planetas terrestres tienen interiores diferenciados. Asteroides mucho más pequeños que Ceres no han dado muestras de poseer tales interiores.

Asteroide Ceres
Las capas internas de Ceres (Foto: NASA, ESA, y A. Feild (STScI))
Los astrónomos sospechan que notables cantidades de agua congelada podrían estar enterradas bajo la corteza del asteroide, porque la densidad de Ceres es menor que la de la corteza de la Tierra, y porque las lecturas espectrales de la superficie denotan la presencia de minerales que contienen agua. Se ha calculado que si Ceres estuviese compuesto en un 25 por ciento de agua, tendría mayor cantidad del preciado líquido que toda el agua dulce en la Tierra. El agua de Ceres, a diferencia de la nuestra, estaría en forma de hielo y localizada en el manto, que envuelve el centro sólido del asteroide.

Los científicos esperan contemplar de cerca a Ceres cuando la misión Dawn orbite el asteroide en el 2015. Esperan que las imágenes tomadas a corta distancia proporcionarán más pistas sobre su composición.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Muerte estrellas
Asteroide Ceres
Formación de galaxias
Informe EEI
Noticias del espacio
Aurora Saturno
Sol brillaba antes
Informe ISS
Informe MER
Sistema triple de asteroides
Cassini sobrevuela Mimas
Informe ISS
Supernova 1987A
Atmósfera anillos Saturno
Informe ISS
Programa lunar de la Nasa
Gravedad terrestre altera asteroide
Nueva imagen de Vía Láctea
Plasma en supercúmulos
Estación Espacial Internacional