Astronomía

Mapa de la vida en la Tierra, aplicable a Marte

(NC&T) Carrine Blank, profesora adjunta de ciencias planetarias y terrestres en la Universidad de Washington en Saint Louis, ha desarrollado ideas esclarecedoras acerca de microbios terrestres que podrían llevar a conclusiones provocativas sobre la naturaleza de la vida en Marte y otros planetas. Blank presentó su investigación en una reunión de la Sociedad Geológica de América.

Blank enfrenta esta tarea resolviendo árboles filogenéticos. Estos árboles, basados en datos de las secuencias genéticas, rastrean las relaciones entre los organismos que consideramos primitivos. Estas formas tempranas de vida pueden aclarar las relaciones entre los organismos presentes hoy en la Tierra.

Los microorganismos se pueden dividir en eucariotas y procariotas. Las células eucariotas contienen un núcleo, mientras que las células de los organismos procariotas no lo tienen.

Los organismos procariotas abarcan los dominios de las Arqueas y de las Bacterias. Las Arqueas se dividen posteriormente en dos linajes: Euryarcheota y Crenarcheota. Ensamblando juntas secuencias genéticas de los tres tipos de organismos procariotas, Blank crea un mapa de flujo genético, que se puede interpretar para rastrear la aparición de adaptaciones ambientales a través de miles de millones de años de evolución.

La investigación de Blank demuestra que la divergencia del hábitat entre bacterias es consistente con patrones de divergencia entre los otros procariotas. También se aprecia una tendencia dominante de organismos cianobacteriales divergiendo desde ambientes de salinidad baja hacia ambientes marinos a lo largo del tiempo.

Vida Tierra Marte
La superficie de Marte pudo tener vida en el pasado, e incluso tenerla en la actualidad (Foto: WUSTL)
Después de cartografiar las divergencias de hábitat tempranas en el árbol filogenético, Blank observa que los ancestros de cada uno de los tres tipos de procariotas habitaron en uno de los tres tipos de sistemas hidrotermales de la Tierra, que incluyen fumarolas de vapor sulfuroso como los que tapizan la caldera de Yellowstone, chimeneas hidrotermales de mar profundo, y manantiales en ebullición que depositan sílice.

No está claro por qué las bacterias se diversificaron más tarde, aunque cambios medioambientales, como períodos de glaciación global, podrían haber proporcionado el impulso que demandó la adaptación microbiana. Cualquiera que sea la causa, los nuevos rasgos de adaptación microbianos pueden ser muy diferentes de los de sus ancestros "peculiares".

"Si vemos estos grandes patrones de divergencia en la Tierra, debemos esperar verlos en la vida de Marte, si existió allí alguna vez" -explica Blank-. "No los mismos patrones, porque Marte ha tenido una historia diferente, pero sí tendencias análogas. Cabría esperar un antepasado peculiar especializado para un nicho único, que al final diverge en descendientes que tienen rasgos muy diferentes de los que tenía su ancestro. Estos descendientes se habrían ajustado a cambios acaecidos en la historia de Marte".


Más artículos
Crecimiento agujeros negros
Misión Swift
Informe ISS
Breves astronáutica
Órbitas excéntricas
Miniagujeros negros
Agujeros negros calor
Informe ISS
Breves astronáutica
Polo Marte
Constante Estructura Fina
Nebulosa solar
Informe ISS
Astronaútica
Charles Conrad
Vida Tierra Marte
Krikalev ISS
Breves astronaútica
Planeta extrasolar
Informe ISS