Astronomía

La Misión Swift logra localizar su primera explosión

(NC&T) Las explosiones gamma se originaron, por tanto, varios miles de millones de años antes de que la Tierra y el Sol se formaran.

Estas son las primeras mediciones directas de distancia, basadas en el desplazamiento al rojo, realizadas en esta misión que dirige la NASA, y constituyen uno de los momentos más importantes desde el lanzamiento del satélite Swift en noviembre de 2004. Las distancias fueron obtenidas con el telescopio Óptico / Ultravioleta (UVOT) del Swift.

Ahora es previsible que las mediciones de este tipo se vuelvan rutinarias, permitiendo a los científicos crear un mapa para entender dónde, cuándo y cómo estos fugaces estallidos fueron originados. El Swift detectará más estallidos de rayos gamma que ningún otro satélite anterior.

Estos dos estallidos medidos no rompen el récord de distancia, pero figuran entre los más lejanos. El segundo fue lo bastante brillante en la banda de luz visible como para poder ser visto en el momento preciso desde la Tierra con un telescopio para aficionados.

Misión Swift
El observatorio Swift. (Foto: Spectrum y NASA E/PO, Sonoma State University, Aurore Simonnet)
Los estallidos de rayos gamma son las explosiones más poderosas que se conocen en el Universo, y se consideran señales del nacimiento de agujeros negros, ya sea mediante la explosión de una estrella masiva o mediante una fusión de estrellas de neutrones o agujeros negros más pequeños. Varios de estos estallidos aparecen diariamente en nuestros cielos. Sin embargo, son difíciles de detectar y estudiar, debido a que ocurren de manera aleatoria en cualquier lugar del firmamento y sólo duran de unos pocos milisegundos a un minuto.

El Swift está diseñado para detectar estallidos y gira automáticamente en cuestión de segundos para enfocar sus telescopios hacia su brillo remanente, que puede perdurar desde unas horas hasta varias semanas. El UVOT es un desarrollo conjunto de la Universidad Estatal de Pensilvania y el MSCL (Mullard Space Science Laboratory) en Inglaterra.

El Swift detectó estallidos el 18 y el 19 de marzo, como lo indican sus nombres GRB 050318 y GRB 050319. El equipo del UVOT ha estimado desplazamientos al rojo de 1,44 y 3,24, respectivamente, lo que se corresponde con distancias de unos 9.200 y 11.600 millones de años-luz (el segundo refleja una medición más precisa realizada con un telescopio en tierra, el Nordic Optical Telescope). Las mediciones de distancias se obtienen a partir de un análisis del brillo remanente del estallido.

El Swift ha detectado hasta el momento 24 estallidos. El GRB 050318 fue el primero en el que detectó un brillo remanente. La carencia de este brillo en ciertos estallidos es una característica que puede resultar muy reveladora de la naturaleza del fenómeno, ayudando a los científicos a entender por qué algunos estallidos crean ciertos tipos de brillo remanente. Por ejemplo, el telescopio de rayos X del Swift ha detectado brillo remanente en varios estallidos. El UVOT ha detectado brillo remanente en luz óptica en el GRB 050318 y el GRB 050319, pero ninguno significativo en luz ultravioleta.

Las mediciones de distancia del UVOT se harán más precisas en los próximos meses a medida que se utilicen nuevos instrumentos a bordo del Swift.


Más artículos
Crecimiento agujeros negros
Misión Swift
Informe ISS
Breves astronáutica
Órbitas excéntricas
Miniagujeros negros
Agujeros negros calor
Informe ISS
Breves astronáutica
Polo Marte
Constante Estructura Fina
Nebulosa solar
Informe ISS
Astronaútica
Charles Conrad
Vida Tierra Marte
Krikalev ISS
Breves astronaútica
Planeta extrasolar
Informe ISS