Astronomía

Crecimiento acelerado de agujeros negros

(NC&T) El estudio se ha hecho a partir de lecturas tomadas por el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA.

Combinando imágenes de rayos X con observaciones submilimétricas y ópticas, un equipo internacional de científicos ha encontrado evidencia de que algunas galaxias jóvenes sumamente luminosas y sus agujeros negros centrales sufrieron un brote de crecimiento fenomenal hace más de diez mil millones de años.

Este brote de crecimiento simultáneo de galaxias y agujeros negros se ve sólo en estas galaxias y puede haber fijado el escenario para el nacimiento de cuásares (galaxias distantes que contienen los agujeros negros más grandes y activos del universo).

Las distancias extremas de estas galaxias nos permiten mirar muy atrás en el tiempo, y hacernos una idea de cómo eran las mayores galaxias de hoy en día cuando aún estaban produciendo la mayor parte de sus estrellas y agujeros negros.

Las galaxias estudiadas por David Alexander de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, autor principal del estudio, y sus colegas, se conocen como galaxias submilimétricas, llamadas así porque se identificaron originalmente con el telescopio submilimétrico llamado "James Clerk Maxwell" (JCMT), de Mauna Kea, Hawai. Las observaciones submilimétricas junto con datos ópticos del Keck, también en Mauna Kea, indican que estas galaxias tenían una cantidad inusualmente grande de gas. El gas en cada galaxia se estaba transformando en estrellas a una cadencia de aproximadamente una por día, ó 100 veces la tasa presente en la Vía Láctea. Los datos de rayos X del Chandra muestran que los agujeros negros supermasivos en las galaxias también estaban creciendo al mismo tiempo.

Crecimiento agujeros negros
Dos galaxias en proceso de fusión (Foto: Rayos-X: NASA/CXC/IoA/D.Alexander et al.; Ilustración: CXC/M.Weiss)
Las observaciones de rayos X mostraron asimismo que los agujeros negros están rodeados por un velo denso de gas y polvo. Este es probablemente el material que será consumido por los agujeros negros en crecimiento.

Las observaciones del Telescopio Espacial Hubble indican que la mayor parte de las galaxias submilimétricas son realmente dos galaxias que chocan y se fusionan entre sí. Sofisticadas simulaciones informáticas realizadas recientemente por Tiziana Di Matteo de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Pensilvania, y sus colaboradores, han mostrado que tales fusiones provocan flujos de gases hacia las regiones centrales de las galaxias, activando un estallido de formación estelar y proporcionando combustible para el crecimiento de un agujero negro central. Esto encaja con las observaciones llevadas a cabo.


Más artículos
Crecimiento agujeros negros
Misión Swift
Informe ISS
Breves astronáutica
Órbitas excéntricas
Miniagujeros negros
Agujeros negros calor
Informe ISS
Breves astronáutica
Polo Marte
Constante Estructura Fina
Nebulosa solar
Informe ISS
Astronaútica
Charles Conrad
Vida Tierra Marte
Krikalev ISS
Breves astronaútica
Planeta extrasolar
Informe ISS