Astronomía

Informe MER

(NC&T) Las jornadas 449 a 456 del Spirit, entre el 8 y el 15 de abril, fueron un tanto anormales desde el punto de vista técnico. El vehículo experimentó varios fallos en su software y errores en secuencias de órdenes, además de tener que moverse por un terreno difícil.

El 8 de abril, por ejemplo, había estado intentando ascender por las pendientes de las Columbia Hills cuando su ordenador de a bordo le ordenó entrar en modo seguro. Sus programas se habían reinicializado. Tras el incidente, el robot quedó a la espera de indicaciones desde la Tierra. Sin embargo, la reinicialización hizo "olvidar" al Spirit la orientación de su antena de alta ganancia, de modo que al intentar utilizarla, la operación quedó abortada, perdiéndose la oportunidad de comunicar con nuestro planeta. Los ingenieros volvieron a colocarlo en modo seguro y enviaron comandos para que sus sistemas funcionaran automáticamente. Superado así el problema, el Spirit tomó algunas imágenes de sus alrededores en la jornada 453 y al día siguiente volvió a intentar subir por la pendiente.

El elevado índice de deslizamiento hizo que los controladores decidieran cambiar de táctica. En vez de ascender, descendería un poco en busca de una ruta alternativa. Aprovechando este cambio de planes, el Spirit se movió durante la jornada 456 hacia una zona interesante del suelo marciano. Allí movió una de sus ruedas frontales para erosionarlo y crear una pequeña trinchera. Durante los próximos días, usó sus instrumentos para analizarla. En el día 460 de su estancia en Marte, el robot volvió a moverse, esta vez hacia un afloramiento de roca aparentemente antiguo, por lo que fue bautizado como "Methuselah". Durante su ruta de aproximación, las cámaras del Spirit fotografiaron un remolino de polvo. Entre la jornada 464 y 466, el afloramiento fue observado con detenimiento, creándose un mosaico fotográfico. Al día siguiente, avanzó hacia "Keystone", una roca que forma parte de Methuselah, y usó su espectrómetro infrarrojo para examinar un objetivo llamado "Abigail". Después, repitió la operación con otro denominado "Priscilla". Los dos días siguientes, el vehículo pasó mucho tiempo junto a "Keystone", aplicando sus instrumentos sobre la roca.

Informe MER
Ensayos en tierra con un modelo del robot marciano. (Foto: JPL)
Por su parte, el robot Opportunity proseguía su rápido avance por la superficie marciana. El 31 de marzo (jornada 421), se movió 71 metros hacia el cráter Viking, que fotografió desde la distancia. Luego avanzó 109 metros hacia el cráter Voyager, y el día 424 se situó en el borde de este último. Al día siguiente, las operaciones científicas quedaron parcialmente suspendidas porque la sonda Mars Odyssey había entrado en modo seguro y no estaba disponible para actuar como repetidor con la Tierra. Se contactó con el Opportunity de forma directa, confirmándose su buena salud. Con la memoria llena, el robot no hizo gran cosa durante este día. Por fin, cuando el Mars Odyssey volvió a estar operativo, se efectuaron las transmisiones pendientes. Después, el robot se desplazó 48 metros.

Los problemas empezarían a aparecer a partir de este punto. Los movimientos previstos para entre el 9 y el 11 de abril fueron suspendidos por un error de secuenciación. El Opportunity avanzó 151 metros, pero al final de la trayectoria se encalló un motor que permite el giro a izquierda o derecha. Los controladores ordenaron al robot que retrocediera 85 cm para ver si la rueda frontal derecha había chocado con algo. No vieron nada, pero durante el intento de volver a colocarla recta, volvió a encallarse el motor, dejándola en un ángulo de 8 grados.

Mientras examinaban la situación y realizaban pruebas, el robot continuó realizando observaciones remotas. El día 437, el vehículo empezó a desviarse hacia la izquierda, y al detectar el error, su ordenador detuvo la operación en los 30 metros, 15 menos de los previstos. El fallo se reprodujo en la Tierra, confirmando que se trata de un problema de software.

Con el motor de giro de la rueda delantera derecha desactivado, el Opportunity continuó efectuando observaciones. El día 439, se movió unos 80 metros. Al día siguiente, durante una observación con el espectrómetro infrarrojo, se produjo una reinicialización del ordenador. Los ingenieros estudiaron la telemetría para averiguar las razones.

Usando otros instrumentos diferentes, se estudió una zona de suelo adyacente, mediante la extensión del brazo robótico. En la jornada 446, se inició un desplazamiento de unos 90 metros. Sin embargo, hacia los 40, el Opportunity entró en contacto con una duna de arena de unos 30 cm de alto que le evitó proseguir. Las ruedas se habían visto cubiertas por la arena en aproximadamente un radio de su circunferencia. Durante los próximos días, los ingenieros se dedicaron a ensayar diversas opciones para salir, utilizando un modelo idéntico emplazado en tierra. Mientras, el Opportunity no permanecería ocioso, sino que realizaría observaciones remotas de sus alrededores. No se autorizará movimiento alguno hasta que se tenga la certeza de que la maniobra de salida tendrá éxito. El objetivo es, naturalmente, no empeorar la situación.


Más artículos
Energía oscura
Localizado cúmulo galaxias
Robot explorador vida
Misión Soyuz TMA-6
Misión espacial DART
Breves astronaútica
ISS Soyuz
Breves Astronáutica
Expansión acelerada universo
Choques asteroides
Informe ISS
Breves astronáutica
Mayor cúmulo estrellas
Informe ISS
Informe MER
Breves Astronáutica
Encelado Saturno
Estrellas binarias
Historia ciencia varios
Estrella creación Tierra