Arqueología

Desenterrado un enorme asentamiento en stonehenge

(NC&T) "Las búsquedas magnetométricas en Stonehenge han detectado docenas de chimeneas; todo el valle aparece lleno de casas", declara el arqueólogo Mike Parker Pearson, profesor en la Universidad de Sheffield. En lo que antaño fueron viviendas, las excavaciones han sacado a la luz huellas de los contornos sobre el suelo de camas y armarios.

Las viviendas han sido datadas por radiocarbono entre el 2600 y el 2500 antes de Cristo, el mismo período durante el que se construyó Stonehenge, uno de los hechos que condujo a los arqueólogos a concluir que las personas que vivieron en las casas de Durrington Walls fueron los responsables de la construcción de Stonehenge. Las moradas forman la villa neolítica más grande encontrada en Gran Bretaña; unas pocas casas neolíticas similares han sido encontradas en las islas Orkney, en Escocia.

El descubrimiento ayuda a confirmar la teoría de que Stonehenge no se edificó de manera aislada, sino que fue parte de un complejo religioso mucho más grande usado para rituales funerarios.

Sólo pequeñas áreas de Durrington Walls, localizadas a menos de tres kilómetros de la archiconocida Stonehenge, han sido investigadas por los arqueólogos.

Asentamiento en stonehenge
Dean Falk. (Foto: Ray Stanyard)
Ocho de las viviendas fueron desenterradas recientemente en un proyecto dirigido por el profesor Parker Pearson y otros cinco arqueólogos británicos. Seis de los suelos fueron encontrados bien preservados. Cada vivienda tuvo en su día un pavimento de arcilla y una chimenea central. El equipo encontró desechos de 4.600 años de antigüedad dispersos por el suelo, huecos de postes y ranuras que una vez anclaron el mobiliario de madera desintegrado hace ya mucho tiempo.

En un área separada dentro de la parte occidental del complejo de Durrington, uno de los miembros del equipo de arqueólogos, el profesor Julian Thomas de la Universidad de Manchester, descubrió otras dos casas neolíticas, cada una rodeada por una valla de madera y un foso considerable. Todo apunta a que existieron al menos otras tres estructuras similares a éstas en la misma área. Aisladas de las otras, estas casas pudieron haber pertenecido a los líderes de la comunidad, mandatarios o sacerdotes, que vivían separados del resto de la comunidad, según aventura Thomas. O, a causa de la casi total ausencia en estas casas separadas de utensilios domésticos que sí son típicos de otras viviendas, cabe especular, como apunta Thomas, con la posibilidad de que hubieran sido santuarios o lugares de culto empleados en los rituales, carentes del equipamiento de las viviendas, excepto el necesario para mantener encendido un fuego en su interior.

Los demás habitáculos están agrupados a ambos lados de una impresionante avenida empedrada de unos 27 metros de ancho y 171 de longitud aproximadamente. La avenida conecta los restos de un colosal círculo de madera con el río Avon. La existencia de esta avenida, que parece una copia de otra que está cerca de Stonehenge, señala que en el pasado las personas se movían entre ambos monumentos a través del río.

Pearson ahora cree que Stonehenge y Durrington Walls estuvieron íntimamente conectadas; el propósito de Durrington fue celebrar la vida y depositar a los difuntos en el río para ser transportados a su nueva existencia en la otra vida, mientras que Stonehenge sería un monumento a su memoria e incluso un lugar para el descanso final de algunos de ellos.


Más artículos
Alimentación de los dinosaurios
Caras misteriosas
Dinosaurio saurópodo gigante
Excavaciones en Siria
Antiguas erupciones volcánicas
Primeros humanos europeos
Origen africano del hombre
Naufragio en Israel
Análisis paleogenéticos
Craneo de 40.000 años
Un cráneo del imperio Wari
Esqueletos de primate
Ruinas precolombinas
Asentamiento en stonehenge
Fosiles de doushantuo
Titanis walleri
La belleza de Cleopatra
Fotografía forense
Cultura clovis
Genoma neandertal