Arqueología

Desvelan detalles de antiguos tintes textiles de China y Perú


(NC&T) Dos investigadores de la Universidad de Boston viajaron a lo largo de la antigua Ruta de la Seda en la provincia china de Xinjiang en busca de tejidos antiguos, en una aventura que combinó química, arqueología, antropología, botánica y arte.

Los químicos Richard Laursen, profesor del Departamento de Química de la citada universidad, y Xian Zhang, un graduado de química, han comenzado además un catálogo de características de las muestras de plantas, para ser usado por investigadores de todo el mundo.

Históricamente, se ha utilizado una mezcla de ácido clorhídrico para extraer los tintes de telas como lana y seda. Pero, según Laursen, el ácido clorhídrico rompe los enlaces glicosídicos, los cuales enlazan moléculas de azúcares en muchos tintes. Sin estos azúcares, los investigadores pierden pistas valiosas acerca de qué plantas se usaron para dar color a los tintes.

Conservar estas pistas intactas es especialmente importante al analizar tintes flavonoides amarillos, no solo porque son químicamente más delicados que los tintes rojos o azules, sino también porque pueden derivarse de una mayor variedad de plantas: desde cebolla hasta brotes del árbol de las pagodas (Sophora japonica).

Laursen y Zhang probaron métodos de extracción de tinte usando tanto ácido etilendiaminotetracético (EDTA) como ácido fórmico, en lugar de ácido clorhídrico. Estas soluciones "más suaves" de extracción dejan los enlaces glicosídicos inalterados. Los químicos analizaron los extractos de tinte usando una combinación de cromatografía líquida de alto rendimiento, espectrometría de masas y un detector en serie de diodo para determinar las propiedades de solubilidad, peso molecular, y absorción exacta de color en nanómetros.

Los investigadores ya han aplicado su nuevo método en la práctica, descubriendo un nuevo tipo de componente de tinte, un sulfato de flavonoide, en tejidos encontrados en momias de mil años de antigüedad en Perú.

"Nadie pudo encontrar sulfato de flavonoide con el método antiguo", afirma Laursen.

El investigador planea un viaje esta primavera con el fin de recolectar plantas de Asia Central y países cercanos como Turquía, Irán, y Uzbekistán, para una comparación química tendente a encontrar algún indicio del origen de una momia china recientemente descubierta.

Las muestras de plantas que recolecte se unirán a centenares de otras en una base de datos de "huellas digitales" de tintes que los científicos crearán para el uso de investigadores alrededor del mundo. Este tipo de información será indispensable para arqueólogos y antropólogos que tratan de descifrar pautas de migración y tecnología en poblaciones de la antigüedad.


Más artículos sobre...
Tintes textiles
Comercio extinción neardental
Recreación tecnologías construcción
Rebaños antropología
Fósiles anfibios gigantes
Fémur neardentales
Huesos fósiles dinosaurios
Reina Saba
Estegosaurio
Fosiles antiguos Europa
Calvicie hereditaria
Población América precomolombina
Extinción especies cambio climático
Descubrimientos arqueometalúrgicos astrolabios
Braquiópodos Paleozóico
Teorías orígen dinosaurios
Extinción masiva
Dinosaurios depredadores
Folklore y terremotos
Mapas Egipto