Aantropologia y sociología

Un estudio muestra las relaciones entre las familias de lenguas antiguas

¿Cómo evolucionan las familias de lenguas durante miles de años? ¿Son estables en el tiempo las características estructurales de los idiomas? Dan Dediu y Stephen Levinson del Instituto Max Planck para la Psicolingüística en Nijmegen han probado un nuevo método bayesiano utilizando métodos filogenéticos para analizar la evolución de las características estructurales de más de 50 familias lingüísticas.

El lenguaje es uno de los mejores ejemplos de un sistema evolutivo cultural. El desarrollo del vocabulario ha sido ampliamente estudiado pero los investigadores saben relativamente poco acerca de la estabilidad de la estructura del lenguaje: la fonología, morfología y sintaxis. En su ensayo, Dan Dediu y Stephen Levinson se preguntan si las características estructurales de las lenguas son estables en aspectos como el orden de las palabras, el inventario de sonidos o marcando plural de los sustantivos.

Relaciones entre lenguas antiguas
Esquema de división de todas las lenguas antiguas (Foto: Dan Dediu/Stephen Levinson)
"Si por lo menos algunos de ellos son relativamente estables durante períodos de tiempo largos, prometen una manera de llegar a las relaciones entre idiomas antiguos," señalan los investigadores en su artículo. "Pero la opinión está dividida; mientras algunos investigadores sostienen que universalmente existe una jerarquía de estabilidad para tales características, otros afirman que las familias lingüísticas individuales muestran su propia idiosincrasia en qué características son estables y cuáles no".

Usando una base de datos grande y muchos métodos alternativos, Dediu y Levinson han podido mostrar que ambas posiciones tienen razón: hay tendencias universales para algunas de las características que son más estables que otras, pero cada familia lingüística tiene su perfil distintivo que puede ser utilizado para explorar las relaciones entre lo que son hoy en día familias de lenguas independientes.

"Con esta técnica podemos encontrar por ejemplo, conexiones probables entre las lenguas precolombinas de las Américas y las del NE Eurasia que se suponen que se remontan al poblamiento de las Américas 12.000 años o más atrás", explica Levinson. "También encontramos conexiones posibles entre la mayoría de las familias lingüísticas de Eurasia, probablemente anteriores a la escisión del indoeuropeo alrededor de 9000 años atrás."