Antropología

Gestos de simios aportan pistas sobre la evolución de la comunicación humana

(NC&T) Al trabajar con dos grupos de bonobos (13 animales) y dos grupos de chimpancés (34 animales), los investigadores del centro Yerkes, Amy Pollick y Frans de Waal, distinguieron 31 gestos manuales y 18 señales faciales/vocales. Encontraron que ambas especies empleaban las señales faciales/vocales de manera similar, pero esto no fue así con los gestos manuales. Los investigadores constataron que tanto entre especies como dentro de la misma, los gestos manuales estaban menos estrechamente vinculados a una emoción particular, y que, por lo tanto, tenían una función más adaptable. Por ejemplo, un mismo gesto puede comunicar un mensaje completamente diferente dependiendo del contexto social en el cual es usado.

Un chimpancé puede tender la mano abierta a otro como una señal de apoyo, mientras que el mismo gesto hacia un poseedor de alimentos señala el deseo de compartir. Este gesto tiene el mismo significado en los seres humanos. Podemos utilizarlo en situaciones como las dos anteriormente expuestas, u otras similares, como por ejemplo para pedir dinero.

Un grito, sin embargo, es una respuesta típica de intimidación, amenaza o ataque para las víctimas. Lo es para los chimpancés y para los bonobos, y esto sugiere que la vocalización es relativamente invariable.

Al estudiar tipos similares de comunicación en especies estrechamente relacionadas, los investigadores pueden llegar a determinar una ascendencia compartida. Un gesto que aparezca en bonobos y chimpancés, y que también sea empleado por los humanos, muy probablemente haya estado presente en el último ancestro común.

Estudiando otras diferencias entre ambas especies de simios, los investigadores encontraron que los bonobos emplean los gestos más flexiblemente que los chimpancés. Los resultados del estudio sugieren también que bonobos y chimpancés emplean la comunicación multimodal, combinando sus gestos con expresiones faciales y vocalizaciones para comunicar un mensaje. Aunque los chimpancés producen más de estas combinaciones, los bonobos responden a éstas con más frecuencia. Este hallazgo sugiere que el bonobo es un mejor modelo de comunicación simbólica para estudiar nuestros primeros ancestros, en opinión de Pollick.
Pastores del Pirineo

Más artículos
Dieta de nuestros ancestros
Estudio conciencia ecológica
Gestos de simios
Predecir comportamiento muchedumbres
Población urbana y rural
Cultura Nazca
Tradiciones de chimpancés
Moda y el arte
Huellas dactilares hábitos
Cacahuete, algodón y calabaza
Etruscos inmigrantes de anatolia
Ciencia y religión
Bipedación humana
Centros comerciales y reeestructuración urbana
Los monos aprender humanos
Diferencias neandertales-humanos
Identidad, montaña y desarrollo
Antecedentes de la ganadería en Europa
Las habilidades sociales humanas
Paternidad masculina edad avanzada