Universidad Politécnica de Madrid Archive

Una planta endémica de Ávila está en peligro de extinción por la alteración de su hábitat

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han evaluado la biología reproductiva de la especie vegetal Senecio coincyi, que habita sólo en las sierras abulenses de Gredos y Villafranca, para buscar nuevos métodos que permitan conservarla. Sus resultados indican que su capacidad de germinación es muy elevada y que su riesgo de desaparición se debe, sobre todo, a la alteración de sus hábitats por la presencia de ganado vacuno.

Profundizar en el conocimiento de la biología reproductiva y la conservación de Senecio coincyi, una especie vegetal amenazada que habita en pequeñas áreas de las sierras de Ávila, y evaluar posibles estrategias para favorecer su desarrollo y preservación son los principales objetivos de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Una-planta-endemica-de-Avila-esta-en-peligro-de-extincion-por-la-alteracion-de-su-habitat_image365_Para ello, los expertos del Departamento de Silvopascicultura de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes y del Departamento de Biología Vegetal de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola estudiaron las 13 poblaciones de Senecio coincyi localizadas hasta la actualidad, caracterizaron sus flores y frutos, el número de inflorescencias por individuo y la variabilidad en su comportamiento reproductivo.

Los ensayos realizados en el laboratorio demostraron que las semillas de Senecio coincyi alcanzan porcentajes de germinación muy elevados (90-100%) a temperaturas comprendidas entre 15ºC y 30ºC y que las condiciones de luz no afectaban a su reproducción. Además, los investigadores llegaron a la conclusión de que no existían diferencias significativas en el comportamiento reproductivo de las diferentes subpoblaciones de la especie.

“Estos resultados son interesantes porque ponen de manifiesto que la capacidad de las semillas de esta especie para germinar no está limitada por las condiciones ambientales de las sierras en la que crece”, explica Félix Pérez, uno de los investigadores del estudio. “Pese a ser una especie en riesgo de desaparición, nuestros estudios han probado que su capacidad de germinación es muy elevada, lo que nos hace pensar que su escasez no está relacionada con su biología reproductiva”, continúa.

El ganado vacuno, la gran amenaza

Estos datos, no obstante, hicieron que los investigadores de la UPM, se preguntasen los motivos que han podido llevar a esta especie a tener una población tan baja. “Los estudios que hemos desarrollado nos hacen pensar que, a diferencia de lo que podría pensarse, el mayor problema para la especie es la alteración de sus hábitats causada por la continua e intensa presencia del ganado vacuno. Además, la especie está estrechamente ligada a zonas húmedas por lo que cualquier alteración de los regímenes hidrológicos de los arroyos en los que crece podría causarle un daño irreparable”, asegura Felipe Martínez, otro de los investigadores del proyecto.

A raíz de estas conclusiones, los expertos de la UPM proponen la inclusión de una parte del área en el que crece esta especie en un espacio natural protegido, concretamente como Microrreserva de Flora de la Comunidad de Castilla y León. “Con esta calificación, se podría conservar un elevado porcentaje del total de individuos de Senecio coincyi. Además, la conservación ex situ de las semillas podría ser un método muy eficaz para la protección de esta planta y los resultados obtenidos en este trabajo podrán utilizarse para valorar la conservación de la especie en bancos de semillas, evitando que desaparezca en un futuro”, explica.

Referencia bibliográfica:

F. Martínez-García, S. Guerrero-García and F. Pérez-García. “Evaluation of reproductive success and conservation strategies for Senecio coincyi (Asteraceae), a narrow and threatened species”, Australian Journal of Botany.

Patentan un hormigón más eficiente

Un equipo de la Escuela Universitaria de Arquitectura Técnica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) propone un nuevo procedimiento para fabricar hormigón con el que se consigue un material más ligero, más aislante acústicamente y con mayor resistencia térmica que el utilizado en la actualidad.

El método, ideado y patentado por dos investigadores, consiste en añadir poliestireno expandido tratado al mortero de picón. El resultado es un hormigón mejorado que se ajusta a las exigencias básicas del Código Técnico de la Edificación (CTE) respecto a las cualidades térmicas y acústicas.

Patentan un hormigon mas eficienteCon la aprobación de este código en el año 2007 se establecen, entre otros, los requisitos básicos contra el ruido y la demanda energética necesaria para alcanzar el bienestar térmico y acústico, lo que hace necesario estudiar soluciones constructivas que cumplan con la nueva normativa. Una de estas líneas es el estudio para mejorar la resistencia acústica y térmica de los bloques de hormigón vibrado aligerados con picón.

El picón de Canarias

El picón es un árido de origen volcánico que se utiliza en las islas Canarias para elaborar elementos prefabricados para la construcción (bloques bovedillas y placas) pero estos elementos, por sí solos, no cumplen los requisitos básicos contra el ruido y la demanda energética exigidos en el CTE.

Para resolver estos problemas, y cumplir la normativa vigente, se realizan estudios relativos al ruido aéreo y a la resistencia térmica en las tabiquerías interiores y fachadas de los edificios construidos con este material, que dan lugar a soluciones constructivas que casi siempre coinciden en añadir ‘trasdosados’ de bloques (placas delgadas fijadas a muros rígidos y gruesos para mejorar las prestaciones de aislamiento térmico y acústico) o paneles de yeso. Pero esto supone un incremento en el coste respecto a la mano de obra y los materiales, así como una disminución en la superficie construida debido al aumento del espesor de las paredes perimetrales.

Mejores bloques, bovedillas y placas con el nuevo material

Otra solución al problema es mejorar el hormigón y aplicarlo a los bloques bovedillas y placas, que es lo que se ha hecho en este trabajo. Para ello, se han utilizado y mezclado dos materiales completamente diferentes: el picón, que se formó de manera natural debido a las erupciones volcánicas al enfriarse la lava hace más de veinte millones de años, y el poliestireno expandido, un material sintético que se empezó a comercializar a nivel industrial el año 1950.

La mezcla de estos dos elementos da como resultado un mortero de picón mejorado que presenta notorias ventajas frente a los morteros de picón tradicional. Así, los bloques, bovedillas y placas elaborados con este nuevo material presentan unas características notablemente mejoradas. Estas incluyen la  disminución de peso , resultando ser un 32.82 % más ligeros y  un aumento del 103.64 % en la resistencia térmica

También se ofrece una mayor resistencia acústica. Una placa de 5 cm de espesor y revestida de yeso en ambas caras resultó tener el mismo aislamiento acústico que una pared construida con bloques de hormigón vibrado de 15 cm de espesor y revestida de yeso en ambas caras.

De este modo, al añadirle al mortero de picón tradicional poliestireno expandido tratado, los bloques de hormigón vibrado construidos con este material cumplirían con el CTE sin tener que colocar trasdosados de bloques o paneles de yeso. Este procedimiento ha dado lugar a la patente que se encuentra en proceso de comercialización.