dinosaurios Archive

Localizan 10 nuevas icnitas de dinosaurio en la Sierra de la Demanda

Concluye la XIII Campaña de Excavaciones Paleontológicas

CGP/DICYT El Colectivo Arqueológico-Paleontológico Salense (CAS) y el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes han concluido la XIII Campaña de Excavaciones Paleontológicas en la Sierra de la Demanda, en la que se ha trabajado en el yacimiento de icnitas de dinosaurios Sereas 8. En 2014 comenzaron los trabajos de limpieza, consolidación y estudio en Sereas 8, un yacimiento extenso en el que hay documentadas hasta ahora 140 icnitas de dinosaurios, ya que este año se han encontrado 10 más. Además, se ha localizado un nuevo rastro saurópodo (grandes herbívoros cuadrúpedos de cuello y cola largos) y seis de terópodos (carnívoros bípedos).

Icnitas de dinosaurio

La campaña se ha desarrollado entre el 14 y el 28 de julio bajo la dirección de Fidel Torcida Fernández-Baldor y Rubén Contreras Izquierdo. Como colaborador científico ha participado el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) y la Fundación Dinosaurios de Castilla y León ha financiado la actuación, según la información del Museo de Dinosaurios recogida por DiCYT.

Los investigadores han identificado huellas aisladas de saurópodos de pequeño tamaño, cuya relación con los de mayor tamaño será uno de los objetivos de la investigación. Los rastros saurópodos de Las Sereas son de especial interés, pues tienen características anatómicas no registradas en otros rastros del planeta.

En esta campaña se han recogido datos definitivos sobre la anatomía de las “manos” marcadas en estas huellas. Esta informaicón nueva permitirá plantear una descripción detallada y argumentada de una icnita que no es conocida hasta ahora por los expertos.

En otoño comenzarán los trabajos de investigación para la descripción del nuevo tipo de huella, que contará con la participación de Ignacio Diaz Martinez, de la Universidad de Río Negro (Argentina).

El número de huellas de dinosaurios registradas en Las Sereas hasta esta XIII campaña se acerca a las 800, aunque solo se haya intervenido en 5 de los 14 afloramientos con huellas que se conocen. Es el yacimiento con mayor número de huellas de dinosaurios de Castilla y León.

Con la colaboración del CENIEH se ha realizado un escáner del yacimiento completo en el marco de un comvenio de colaboración firmado en 2014. Asimismo, se ha realizado una fotogrametría detallada de varias huellas de pies y manos de saurópodos. Esta tecnología permite obtener datos precisos de las icnitas y de la superficie del yacimiento que se utilizan actualmente en la investigación más avanzada sobre huellas de dinosaurios.

Una novedad en el proceso de documentación del yacimiento y también con fines divulgativos, ha sido la toma de fotografías aéreas de Sereas 8 con el uso de un dron. Esta actuación ha sido posible gracias a la colaboración de la empresa Novaer de Valladolid.

El siguiente objetivo que se plantea el Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas es el de la protección y conservación del yacimiento. El ejemplo puede ser lo realizado en yacimientos cercanos como Sereas 7 o La Pedraja (Mambrillas de Lara).

El equipo de excavación estuvo formado por unos 25 investigadores, entre miembros del CAS y del Museo de Dinosaurios, así como colaboradores y voluntarios, estudiantes y diplomados de Biología, Geología, e Historia. Proceden de distintas universidades: Burgos, Zaragoza, León, Salamanca, País Vasco, Barcelona y Cantabria además de una participante de la Universidad de Ferrara (Italia).


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Primer caso de identificación de sexo en un ave prehistórica

Un equipo internacional de paleontólogos ha descubierto cómo determinar el sexo en un pájaro fósil de hace más de 125 millones de años. “Se trata de un estudio que abre un camino sin precedentes para comprender las estrategias de vida de las primeras aves”, según señala Jesús Marugan-Lobón, profesor de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y coautor del trabajo.

“Nuestro trabajo arroja una importante luz sobre la biología y la fisiología de las aves tempranas y evidencia la necesidad de comprender con mucho más detalle el origen de las aves”, declara Anusuya Chinsamy-Turan, de la Universidad de Ciudad del Cabo y directora de la investigación.

BoSLa investigación se basó en el estudió de más de 100 ejemplares del pájaro Confuciusornis sanctus procedentes de rocas depositadas en los fondos de lagos del pasado, en lo que hoy día es el Noreste de China, en la provincia de Liaoning, una región que durante el Mesozoico estaba dominada por los dinosaurios.

Dichos ejemplares se destacan por una excepcional preservación que permite identificar marcadas diferencias en el plumaje. Entre estas diferencias, resalta el hecho de que sólo algunos presentan plumas ornamentales de la cola, a veces incluso tanto o más largas que el cuerpo. A pesar de que esto había sido interpretado como una primera evidencia de cortejo en el registro fósil, la idea de que las aves macho Confuciusornis tenían plumaje ornamental y las hembras no, no había sido demostrada hasta ahora.

La presencia de un hueso medular en un espécimen que carecía de plumas ornamentales permitió comprobar cuáles eran hembras y cuáles machos

Un ‘hueso medular’ da la clave del sexo

La evidencia para comprobar esta hipótesis ha sido dada por un tipo de hueso denominado ‘hueso medular’, cuya presencia es característica en hembras reproductoras de ave. Haber encontrado este tejido en un espécimen que carecía de plumas ornamentales, permitió a los investigadores comprobar de forma definitiva cuáles de los ejemplares de Confuciusornis sanctus son machos y cuáles son hembras.

“Al igual que los pollos actuales, las hembras de Confuciusornis depositaban este tipo especial de hueso dentro de sus huesos largos, por ejemplo el fémur o el humero, para después poder utilizarlo como reservorio de calcio y así poder mineralizar las cascaras de los huevos”, explica Chinsamy-Turan.

 La estrategia reproductiva de las primeras aves se asemeja a la de sus parientes los dinosaurios

El estudio, además, ha evidenciado que las hembras de las primeras aves utilizaban esencialmente la misma estrategia fisiológica a la hora de reproducirse que las hembras de aves actuales. Sin embargo, los resultados sugieren que en el pasado la madurez sexual se alcanzaba en un momento de la vida totalmente distinto.

“Ahora sabemos que las aves primigenias comenzaban a reproducirse mucho antes de haber terminado de crecer, lo que contrasta con las aves modernas, las cuales comienzan a reproducirse sólo cuando ya han terminado de crecer”, subraya Chiappe.

En consecuencia, este estudio asemeja la estrategia reproductiva de las primeras aves a la de sus parientes los dinosaurios.

Exquisita preservación

Los fósiles estudiados forman parte de la colección del Museo de Historia Natural de Dalian, en el Noreste de China. Fueron excavados de rocas que se formaron en fondos de lagos en las cercanías de bosques muy frondosos y rodeados de volcanes. Posiblemente múltiples erupciones volcánicas provocaron mortalidades en masa de aves, así como de otros muchos animales, cuyos cuerpos quedaron enterrados en los fondos de los lagos. Esto, además de ayudar a fosilizar los esqueletos, también favoreció la exquisita preservación de plumas y otros tejidos blandos presentes en éstos fósiles.

El trabajo se publica en la revista Nature Communications y también lo firman Luis Chiappe, director del Dinosaur Institute del Museo de Historia Natural de Los Angeles (EE.UU.), y las paleontólogas Gao Chunling y Zhang Fenjiao, del Museo de Historia Natural de Dalian (China).

Referencia bibliográfica:

Anusuya Chinsamy, Luis M. Chiappe, Jesús Marugán-Lobón, Gao Chunling, Zhang Fengjiao. Gender identification of the Mesozoic bird Confuciusornis sanctus. Nature Communications, 2013; 4: 1381 DOI: 10.1038/ncomms2377