Química

Esponjas de cristal para absorber CO2

El desarrollo de esta nueva gama de materiales se debe sobre todo a la labor pionera del químico Omar Yaghi, de la Universidad de Michigan.

Los materiales, llamados MOFs, o armazones organometálicos, y que a veces son descritos como "esponjas de cristal", ya han demostrado anteriormente tener gran potencial para almacenar hidrógeno y metano. A nivel molecular, los MOFs son andamios compuestos de cubos de metal unidos entre sí por vigas de compuestos orgánicos, una estructura diseñada para aumentar al máximo el área de la superficie.

De hecho, un gramo de un MOF tiene el área de la superficie de un campo de fútbol. Modificando las vigas de varias maneras, Yaghi y su equipo han logrado aumentar la capacidad de almacenamiento del material, haciendo posible concentrar más gas en un espacio pequeño, sin acudir al recurso de elevar la presión o al de bajar la temperatura.

Yaghi compara el principio por el que los MOFs guardan el CO2 con poner un panal en un cuarto lleno de abejas. "Todas las abejas vendrán al panal, que es capaz de contener un número grande de ellas en un pequeño volumen. El material que hemos creado actúa como un panal para absorber el dióxido de carbono".

El mejor MOF es el MOF-177 doble, que absorbe el 140 por ciento de su peso en CO2 a temperatura ambiente y a una presión razonable (32 bar).

Expresándolo de otra manera, si usted tiene un tanque lleno de MOFs, puede almacenar en ese tanque tanto anhídrido carbónico como almacenaría en nueve tanques que no contuvieran MOFs. En comparación, un tanque lleno de carbono poroso (uno de los materiales más sofisticados hoy en día para capturar el CO2 de las chimeneas de las plantas de generación de energía) sólo almacenaría cuatro tanques de CO2.

Los MOFs pueden fabricarse en grandes cantidades, y los ingredientes resultan económicos, dos cualidades destacables, ya que es crucial encontrar una forma eficaz y barata de reducir las emisiones de CO2.

Casi cada región del mundo está usando más energía que nunca antes, y la predicción es que esta tendencia continuará aumentando, no sólo en el petróleo, sino también en el carbón y en el gas natural. Al quemar combustibles fósiles, estamos liberando CO2 en la atmósfera, con devastadores efectos medioambientales.


Más artículos
Molécula que camina
Agujero negro solitario
Electrónica en arqueología
Limpieza con catalizadores
Deteccion explosivos en equipajes
Hidrógeno para combustible
Nuevos compuestos farmacéuticos
Arcaico dinosaurio aviar
Metales color del vino
Edulcorantes bajo en calorías
Arcilla producir moléculas orgánicas
Climatización edificiio aditivos
Absorción eliminar dióxido CO2
Fases fotosíntesis
Descontaminación crudo buque Prestige
Desinfección aguas residuales trihalometanos
Proyección cortes temporales iones
Fuentes obtención metano
Estudio químico fertilizantes sintéticos
Antioxidantes naturales pescado azul