El dinosaurio Pepito sale por primera vez de Cuenca para ser expuesto en el Parque de las Ciencias de Granada

CUENCA, 22 (EUROPA PRESS)

Los restos fósiles del dinosaurio más completo que se han encontrado en España hasta el momento, el “Concavenator Corcovatus” –también conocido como Pepito– han salido por primera vez desde su descubrimiento en septiembre del año pasado de Cuenca en dirección al Parque de las Ciencias de Granada.

El del Director del Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha, Jesús Maderom ha mostrado la satisfacción del Museo por que la primera vez que se expone el Concavenator lejos de su lugar de origen sea en una exposición de “la calidad científica de ésta” y en un museo de referencia como el Parque de las Ciencias, ha informado el Parque en nota de prensa.

En la exposición “Tyrannosaurus rex”, a partir del próximo 28 de octubre en el Parque de las Ciencias de Granada, se mostrarán las partes más importantes del dinosaurio: el cráneo y una parte de la cola y, en unos meses, también se incorporará una parte central del dinosaurio “que incluye una pata completa donde se ve muy bien la impronta de la uña y las partes blandas de las almohadillas”.

Precisamente las partes blandas son de los restos más importantes desde el punto de vista paleontológico porque, tal y como explica Jesús Madero, “permiten hacer una recreación de la musculatura del dinosaurio, entre otros aspectos”.

OTROS FÓSILES EN LA EXPOSICIÓN

Además, también se expondrán otros fósiles del Yacimiento de las Hoyas donde apareció el Concavenator, como anfibios, insectos, cangrejos, peces y plantas. Todo ello para que los visitantes “conozcan cómo era el ecosistema del Cretácico Inferior, la época en la que el Concavenator Corcovatus vivió en el norte de la Península Ibérica”, ha añadido.

“Concavenator Corcovatus”, que significa “cazador jorobado de Cuenca”, fue descubierto en el yacimiento de las Hoyas en Cuenca y adquirió el nombre científico de Concavenator tras la publicación del hallazgo en Nature en septiembre del año pasado.

Antes, según ha explicado el director del Museo, era conocido como Pepito porque “a los restos fósiles científicos se les da un nombre coloquial para poder identificarlos hasta que su hallazgo es publicado en una revista científica y luego sí se les da viso de seriedad y un nombre científico”.

Además de ser el dinosaurio más completo que se ha encontrado en España, la importancia del hallazgo radica en muchas otras razones, como que “se ha definido una especie nueva en el mundo, en su contenido gástrico se ha encontrado fosilizada otra nueva especie de cocodrilo y su su hallazgo ha permitido modificar o consolidar las conclusiones sobre cómo eran los ecosistemas en ese momento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *