La “Royal Society”, galardonada con el premio Príncipe de Asturias, defiende una ciencia “independiente” de la política

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

El biólogo Sir Paul Nurse, presidente de la “Royal Society”, institución galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación y Humanidades 2011, ha defendido este miércoles que la ciencia sea “independiente” de la política.

En este sentido, ha destacado que uno de los principales atractivos de la “Royal Society” es la “gran independencia” de su actividad desde su creación en 1660. Para Nurse, es eso lo que garantiza su “prestigio” a nivel internacional.

Durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Hotel de la Reconquista, ha señalado que otro de los aspectos que la han hecho merecedora del Premio Príncipe es su implicación en la diseminación de la ciencia entre el público general. Así, ha incidido en la importancia de comunicar “adecuadamente” para atraer e implicar a la población en los avances científicos.

Al respecto, se ha referido al papel de las redes sociales y de Internet en la difusión del conocimiento. A preguntas de los periodistas, Sir Paul Nurse, ha dicho que son un “arma de doble filo” ya que tienen la gran capacidad de llegar al público de forma interactiva, pero cuentan con “poco control”, lo que implica que se pueda publicar información errónea o con influencia de intereses políticos.

Como ejemplo de esto, ha advertido de que “no es serio que los políticos se inmiscuyan” en la ciencia, como está ocurriendo con el cambio climático. “No sé mucho del tema, pero sí sé cuales con los buenos científicos y la buena ciencia”, ha defendido.

Por ello, ha recordado que el incremento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera “se debe a la actividad humana” y tendrá “efectos significativos” para los seres vivos. Frente a esta teoría científica ha contrapuesto a quienes consideran que el cambio climático es “políticamente problemático” y ha rechazado que se intente “distorsionar el debate”.

“The Royal Society” es la comunidad científica en activo más antigua del mundo, con actividad desde hace 350 años, y la más prestigiosa institución del saber humano de la historia de Inglaterra. Desde sus inicios, la Sociedad ha combinado el papel de instituto investigador con el de centro de intercambio de conocimientos para el beneficio de la humanidad.

Forman parte de la Royal Society más de mil quinientos miembros, entre ellos setenta y cinco Premios Nobel y nueve Premios Príncipe de Asturias, como Stephen Hawking y el español Antonio García Bellido. Entre sus miembros históricos figuran Isaac Newton, Charles Darwin, Benjamin Franklin y Albert Einstein.

La Royal Society edita abundantes publicaciones y organiza conferencias internacionales, al tiempo que patrocina múltiples cátedras y numerosas becas posdoctorales. Actualmente apoya a profesores y más de 300 becarios destacados por su “excelencia” científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *