Tuberculosis Vaccine Initiative propone a la UE una nueva fórmula para financiar con créditos la busca de nuevas vacunas

Han pedido 560 millones de euros al Banco Europeo de Inversiones para desarrollar dos nuevas vacunas de tuberculosis en 2020 y quieren que los gobiernos sean su aval

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La Tuberculosis Vaccine Initiative (TBVI) ha propuesto a la Unión Europea una nueva fórmula para financiar los proyectos de investigación que trabajan ya para conseguir en 2020 dos nuevas vacunas contra la tuberculosis asequibles para los países pobres: Se trata de que los países europeos avalen el préstamos de 560 millones de euros a 10 años que TBVI ha pedido al Banco Europeo de Inversiones y que planean devolver con los beneficios que generen las futuras nuevas vacunas.

Es la primera vez que un organización dedicada a investigar propone a la UE un plan de garantía financiera para el desarrollo de nuevas vacunas contra enfermedades propias de países pobres, como la tuberculosis, donde estas vacunas se venderían al precio mínimo con vistas a erradicar la enfermedad en el año 2050.

En el marco del Simposio Internacional sobre Nuevas Vacunas contra la Tuberculosis para el Futuro, organizado en la Fundación Areces por TBVI y Eumednet-TB, el director de TBVI, Jelle Thole, y el vicepresidente de Advocacy, Joris Vanderputte, han explicado que se trata de una propuesta en la que los gobiernos, como avalistas, correrán “un riesgo mínimo”, que ahorrará mucho dinero en tratamientos a Europa y evitará la muerte de cientos de personas en todo el mundo.

La tuberculosis mata a 1,5 millones de personas al año a nivel global, un paciente cada 22 segundos. Anualmente, en la UE se gastan unos 2.000 millones de euros –80 millones de euros se gastaron sólo en España durante 2009– en tratar esta enfermedad. El aumento de las resistencias requerirá una mayor inversión.

Durante la última década, la UE ha invertido cerca de 200 millones de euros en la búsqueda de nuevas vacunas contra la tuberculosis, ya que la empleada actualmente –la denominada vacuna BCG–, a pesar de salvar entre 40.000 y 50.000 vidas al año, es poco eficaz para prevenir la trasmisión por aire de al enfermedad.

UNAS 39 PROMETEDORAS CANDIDATAS

Gracias a estas inversiones, en estos momentos existen 39 prometedoras candidatas a convertirse en nuevas vacunas contra la tuberculosis en diferentes estadios de desarrollo. De estas 39 candidatas, nueve se encuentran ya en la fase de ensayo clínico y otras 10 próximas a entrar en esta fase de prueba en pacientes.

Sin embargo, según Vanderputte, la crisis ha hecho “que los gobiernos recorten un 30 por ciento su gasto en investigación”, dejando a los proyectos para lograr nuevas vacunas contra la tuberculosis con un “agujero” de 560 millones de euros.

“No queremos aumentar la presión sobre las economías de los gobiernos en el actual contexto de crisis económica, proponemos que actúen como garantía del crédito que hemos pedido y devolveremos con los “royalties” que consigan las vacunas”, señala Vanderputte, insistiendo que la inversión es “de mínimo riesgo”.

“Tenemos 19 candidatos prometedores a convertirse en nuevas vacunas contra la tuberculosis y una demanda importante de nuevas vacunas”, asegura el vicepresidente de Advocacy, explicando que, una vez que lleguen a la fase III de investigación las mejores vacunas candidatas, “se dará la posibilidad de invertir a la industria”.

Los responsables de TBVI ya están defendiendo su propuesta en Europa y a nivel nacional en diferentes países. De momento, comenta Vanderputte, “se han mostrado interesados” en la propuesta países como España, Portugal, Francia, Bélgica, Alemania, Países Bajos, Suecia y Reino Unido.

DECIDIRÁ EL CONSEJO EUROPEO DE COMPETITIVIDAD

No obstante, la última palabra sobre la aprobación de esta propuesta la tiene el Consejo Europeo de Competitividad, que se reunirá a final de este año o principios de 2012 para analizar los pros y contras de esta opción que, a juicio del presidente de TBVI, podría “abrir la puerta para que otras organizaciones puedan también acogerse a esta posibilidad para conseguir fondos para su investigación”.

Dos candidatas a convertirse en nueva vacuna contra la tuberculosis se están desarrollando en España. Una de ellas es una vacuna terapéutica (inmunoterapia) diseñada por médicos del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), con la colaboración de los laboratorio Archivel Farma, que está en fase II.

La otra candidata está siendo desarrollada por investigadores de la Universidad de Zaragoza, con el respaldo de la empresa biotecnológica viguesa Biofabri, filial del grupo CZ Veterinaria. Está en fase I, pero es diferente al resto y aspira a sustituir a la actual vacuna contra la tuberculosis, no a potenciar su efecto.

Según ha explicado el investigador Carlos Martín, investigador de este proyecto en la Universidad de Zaragoza, “tienen una vacuna viva de tuberculosis atenuada extraída de una cepa humana –la vacuna BCG se extrajo de una cepa de vaca–, está más atenuada que la BCG y protege mejor”.

“La vacuna está en fase I, la hemos probado en distintos modelos animales. No es la más avanzada, pero es distinta a todos los demás, la única que ha comenzado desde cero, porque no aumenta la inmunidad de BCG, quiere ser su sustituta y que proteja al niño desde el nacimiento toda la vida”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *