Denuncian que la Junta C-LM deja Tablas de Daimiel “a su suerte”

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Las organizaciones Ecologitas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife y WWF han denunciado este jueves que la Junta de Castilla-La Mancha ha retirado la propuesta de delimitación y zonificación de la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda, que supondría que algunos enclaves “únicos” como el Parque Nacional de Tablas de Daimiel deje de ser Reserva de la Biosfera, por lo que es “abandonar a su suerte” estos espacios.

Para las principales ONG ecologistas, se trata de una decisión “sin precedentes” que el gobierno regional de la espalda a esta Reserva de la Biosfera y advierte de que esta acción pone en “serio riesgo” el futuro del Parque Nacional de Tablas de Daimiel, puesto que puede provocar la descatalogación del enclave por parte de la UNESCO.

La denuncia llega después de que en la reunión del Comité Español del Programa de Medio Ambiente y Biosfera que se celebró el 3 de octubre, la dirección general de Montes y Espacios Naturales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha comunicó que retiraba la propuesta de delimitación y zonificación de la Mancha Húmeda.

Así, en la reunión se anunció que no se avanzaría en una nueva propuesta hasta que no se regularicen los pozos (del acuífero 23) y se solucione “el problema del agua”.

Además, añadió que se pondría en contacto con la Confederación Hidrográfica del Guadiana para conseguir este objetivo y no aclaró si “regularización” quería decir “legalización”.

“Se echan por tierra dos años de trabajo de administraciones, técnicos, científicos y organizaciones ecologistas que en el seno del Comité MaB pretendían dar respuesta a uno de los requerimientos que la Unesco había establecido como básico para poder archivar el expediente abierto a España por haber desatendido sus compromisos de protección y gestión de la Mancha Húmeda”, destacan estas ONGs.

Al mismo tiempo, subrayan que la Comisión Europea ha abierto otra queja contra España por la mala gestión de los acuíferos que alimentan a los numerosos humedales protegidos de la Reserva de la Biosfera.

“El paso dado por la Junta de Castilla-La Mancha es equivocado”, afirman los ecologistas que consideran que “no se puede” condicionar el desarrollo de este espacio protegido con el proceso de regularización de pozos en el acuífero 23. En su opinión, es una forma de actuar “irresponsable” que “da alas a quienes presionan” para autorizar las extracciones ilegales de agua que “hipotecan” el futuro de los humedales de la zona.

En este contexto, insisten en que apostar por la Reserva de la Biosfera es “una gran oportunidad” para dirigir inversiones hacia el uso sostenible del agua, como son optimizar la eficiencia en los sistemas de riego y reducir a la mitad el volumen de agua usado para el regadío, actuaciones previstas en el Plan Especial del Alto Guadiana y en plena consonancia con la Directiva Marco del Agua.

Asimismo, instan al Gobierno autonómico a incentivar el secano en la zona y a aportar una imagen de marca de productos agrícolas sostenibles diferenciados.

Por este motivo, exigen que la Junta “rectifique” y prosiga con la aprobación de la delimitación, zonificación y aprobación del plan de gestión del lugar, como paso previo a la mejora ambiental de la zona y para “abrir la posibilidad de aspirar” a los fondos que el Estado tiene para invertir en las Reservas de la Biosfera.

Finalmente, destacan que el futuro de La Mancha Húmeda pasa por resolver el problema de la sobreexplotación del agua con un modelo de desarrollo rural que sea “compatible con sus valores naturales” en vez de “abandonar la Reserva de la Biosfera a su suerte”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *