Inmunólogo dice que el Nobel reconoce que su disciplina alcanzó ya la madurez y tiene “interés máximo” para el paciente

MADRID, 07 (EUROPA PRESS)

El Premio Nobel de Medicina 2011, otorgado en esta edición a tres inmunólogos, reconoce que la Inmunología es ya “un campo que ha alcanzado la madurez” y tiene “un interés máximo, con impacto en la clínica tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de enfermedades como las infecciosas o el cáncer”.

Así lo ha explicado a Europa Press el doctor Eduardo Fernández-Cruz, jefe del Servicio de Inmunología Clínica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y coordinador de la III Reunión Anual de la Sociedad de Inmunología de la Comunidad de Madrid (SICAM), que se celebra este viernes en este centro.

“La Inmunología ya no es una disciplina en desarrollo, sino un campo que ha alcanzado la madurez y tiene un interés máximo, con impacto en la clínica, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de enfermedades, como las infecciosas o el cáncer”, ha señalado este especialista.

Según cuenta este inmunólogo, en la reunión de este viernes se revisan los últimos avances e Inmunología y su aplicación a la práctica clínica, incluidos los descubrimientos sobre vacunas de mucosa para inducir la inmunidad innata, reconocidos este año con el Premio Nobel de Medicina.

Para ello asisten a esta reunión tres científicos expertos en el nuevo campo de las vacunas de mucosas: el doctor Cecil Czerkinski, del International Vaccine Institute de Seúl; la doctora Lucy Cárdenas Freytag, de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans, y el doctor Lyam O”Mahony, del Swiss Institute of Allergy and Asthma Research de Zurich.

Asimismo, se ha logrado un protocolo de consenso para el Diagnóstico de Gammapatías Monoclonales y Mielomas, realizado con la colaboración de hematólogos, internistas e inmunólogos y coordinado por Arthur. R. Bradwell, profesor de la Universidad de Birmingham (Gran Bretaña), descubridor de las cadenas Hevylite.

Además, se han expuesto los últimos datos de ensayos clínicos en Inglaterra y en Estados Unidos con dos nuevas inmunoglobulinas de última generación, una intravenosa (10%) y otra subcutánea (20%), que no están disponibles aún en España. “Estamos discutiendo –dice– sus ventajas para tratar la inmunodeficiencia y de muchas patologías de base inmunológica”.

También se presentan en esta reunión los resultados de un ensayo clínico piloto con una vacuna sublingual bacteriana para el tratamiento de infecciones recurrentes del tracto respiratorio, neumonías y EPOC, que ha sido realizado de forma pionera en la Unidad de Inmunología Clínica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y dirigida por el doctor Fernández-Cruz.

El campo de la Inmunología cobra este año una especial importancia después de que el Instituto Karolinska de Estocolmo otorgara el Premio Nobel de Medicina y Fisiología a tres inmunólogos: Bruce Beutler, Ralph Steinman y Jules Hoffmann, por unos trabajos que han revolucionado la comprensión del sistema inmune mediante el descubrimiento de principios fundamentales para su activación.

Durante esta reunión se celebrará también la entrega de los Premios “Socio de Honor”, concedidos a Margarita Salas, investigadora “Ad Honorem” del Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” de la Universidad Autónoma de Madrid, y a otros tres científicos: la doctora Lucy Cárdenas Freytag, el doctor Cecil Czerkinski y el doctor Arthur. R. Bradwell, por sus contribuciones a la Ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *