Obtienen células madre tras modificar la técnica usada en la clonación

CHICAGO, 6 (Reuters/EP)

Científicos estadounidenses usaron por primera vez una técnica de clonación para obtener células madre embrionarias a medida para que crezcan en óvulos humanos sin fertilizar, un descubrimiento que marca un hito y un potencial punto de conflicto con los opositores a la investigación con células madre.

Los investigadores, dirigidos por Dieter Egli y Scott Noggle del Laboratorio de la Fundación de Células Madre de Nueva York (EEUU), estaban tratando de demostrar que es posible usar una tecnología de clonación llamada transferencia nuclear de células somáticas (SCNT, por sus siglas en inglés), para crear células madre embrionarias que coincidan con el ADN de un paciente.

Este hallazgo, publicado en la revista “Nature”, es importante porque este tipo de células personalizadas de un paciente podrían ser trasplantadas y reemplazar células dañadas en quienes padecen diabetes y otras enfermedades, sin la amenaza de rechazo por parte del sistema inmune.

“Este artículo será considerado importante tanto por quienes están intentando usar la SCNT para producir células madre de embriones humanos a medida para un paciente como para quienes se oponen a los experimentos de “clonación” humana”, dijo el profesor Robin Lovell-Badge, jefe de división del Instituto Nacional para la Investigación Médica británico.

El descubrimiento, explican, no va a estar exento de controversia debido a que algunos grupos políticos y de presión social consideran que la técnica consiste en clonar. Por el contrario, quienes defienden el uso científico de las células madre embrionarias consideran que podrían transformar la medicina, al brindar la posibilidad de tratar la ceguera, la diabetes juvenil o lesiones severas.

Normalmente, la transferencia nuclear de células somáticas consiste en remover material genético del núcleo del óvulo del huésped y reemplazarlo con el núcleo de células adultas, que es la técnica usada para clonar animales, como sucedió por primera vez con la oveja Dolly en 1996.

Pero los científicos hasta el momento han fracasado en sus intentos de que esas células crezcan y se dividan más allá de un estadio muy inicial en los humanos y los primates no humanos.

Los expertos del nuevo estudio mantuvieron el material genético del óvulo huésped y simplemente le agregaron el núcleo de células adultas.

“Sorprendentemente –dado que esto significa que están creando un embrión con demasiadas copias de cada cromosoma– esta construcción se desarrolló bien y eficientemente hasta el estadio de blastocisto (la etapa justo antes de la implantación, en la que el embrión tiene alrededor de 80 a 100 células)”, ha explicado Lovell-Badge en un comunicado.

Según la profesora de la Newcastle University y miembro del Centro de Fertilidad de Newcastle, la doctora Mary Herbert señala que, aunque los resultados son limitados porque los científicos no obtuvieron líneas celulares útiles, este descubrimiento ayudará a explicar por qué otras técnicas fracasaron.

“Este estudio muestra que el enfoque convencional de transferencia nuclear de células somáticas es ineficiente en los humanos”, indicó Herbert, “Aunque este enfoque no brinda en sí una solución, nos lleva un paso más cerca de comprender dónde reside el problema”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *