Descubren 16 regiones genéticas relacionadas con la presión arterial

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres y la Escuela de Medicina de Londres (Reino Unido) han descubierto 16 regiones genéticas nuevas que influyen en la presión arterial, y, por tanto, podría ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

El estudio, publicado en “Nature” por el Consorcio Internacional del Genoma de la Presión Arterial, representa un avance en la comprensión de las influencias heredadas que actúan sobre la presión arterial, y ofrece nuevos objetivos terapéuticos potenciales para la prevención de las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares, que son la principal causa de muerte en el mundo.

Toby Johnson, Patricia Munroe y Mark Caulfield han llevado a cabo este estudio internacional con la colaboración de 351 científicos de 234 instituciones con sede en 24 países de todo el mundo. En el se han analizado datos de más de 270.000 personas en busca de variaciones genéticas en el ADN asociadas con presión arterial alta o baja. Esto les permitió identificar 16 regiones genéticas nuevas que influyen en la presión arterial y confirmar las 12 regiones que habían sido previamente descubiertas.

Los investigadores combinaron los efectos de la variación genética en 28 regiones de genes y demostraron que estas influían sobre el riesgo de desarrollar hipertensión, ictus, enfermedad coronaria, y cambios estructurales en el corazón. El efecto combinado de estas variaciones en la presión arterial es similar al efecto de un medicamento de reducción de la presión estándar.

La presión arterial está influenciada por una combinación de factores ligados al estilo de vida y genes, que hasta ahora han demostrado ser difíciles de identificar. Incluso un pequeño cambio en la presión sanguínea puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o un ataque cardiaco y más de mil millones de personas en todo el mundo tienen presión arterial alta (hipertensión).

Es importante destacar que los efectos genéticos sobre la presión arterial son muy similares en las personas de Europa, Asia Oriental, Asia del Sur y África.

Según explica Caulfield, quien también es presidente de la Sociedad Británica de Hipertensión, “la hipertensión arterial afecta a una cuarta parte de la población adulta en el Reino Unido; estas regiones genéticas nuevas de las que informamos ofrecen un gran paso hacia adelante en nuestra comprensión de la influencia hereditaria”.

La profesora Patricia Munroe añade que, “esta gran colaboración multicéntrica ha identificado muchos genes nuevos para la presión arterial, así podremos determinar qué genes y funciones mejorarán nuestra comprensión de la arquitectura básica de la hipertensión, y facilitarán el desarrollo de nuevas drogas terapéuticas”.

Según Toby Johnson, “hubo enormes desafíos a superar para recopilar y analizar la cantidad de datos que necesitamos para este estudio Nuestros descubrimiento ilustra el poder de la colaboración en la investigación internacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *