Logran una nueva diana terapéutica contra el cáncer de mama más agresivo

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

Oncólogos del Hospital del Mar de Barcelona y del Instituto de Investigación IMIM han demostrado el valor pronóstico de una proteína en pacientes con cáncer de mama triple negativo, el subtipo más agresivo y que afecta a mujeres más jóvenes, ha informado el centro, que también ha trabajado con la Fundación Jiménez-Díaz de Madrid y el Hospital Clínico de Valencia.

La importancia del hallazgo, que publica “Annals of Oncology”, radica en que la proteína PARP1 se encuentra en mayor cantidad en aquellos tumores de mama de mal pronóstico y, especialmente, en los tumores que se denominan triple negativos, el subtipo de cáncer con mayores tasas de recaída y mortalidad, especialmente entre las mujeres más jóvenes y para el que no existen terapias específicas y dirigidas.

El equipo de investigadores, liderado por el jefe del Servicio de Oncología del Mar y director del Programa de Investigación en Cáncer del IMIM, Joan Albanell, ha estudiado por primera vez las implicaciones de la proteína PARP1 en muestras humanas para conocer su valor pronóstico real en el comportamiento y evolución de las pacientes con este cáncer de mama.

El estudio ha evidenciado que las mujeres que tienen tumores con una cantidad de PARP-1 superior a la media tienen peor pronóstico y esto sucede sobre todo en los tumores triple negativos.

“El hallazgo más importante del estudio ha sido determinar que la sobreexpresión de esta proteína -PARP1- es un factor pronóstico independiente y se correlaciona con la supervivencia de las enfermas”, ha explicado Albanell, responsable de este estudio.

“Por tanto, a más presencia en PARP1, peor pronóstico y, probablemente, peor respuesta a los tratamientos antitumorales utilizados”, según el experto, que ha remarcado que la proteína podría servir de indicador de respuesta al tratamiento existente.

Los resultados obtenidos hasta el momento permiten formular la hipótesis de que la PARP1 nos permitiría seleccionar a las enfermas que se beneficiarían del tratamiento quimioterápico combinado con inhibidores de PARP, en base a la cantidad de proteína PARP1 que presenten”, concreta Albanell.

17.000 NUEVOS CASOS DE CÁNCER CADA AÑO

Cada año se diagnostican entre 16.000 y 17.000 nuevos casos de cáncer de mama en España, de los cuales un 20% pertenecen al llamado triple negativo.

Hoy en día ya existen inhibidores de la PARP que se utilizan a nivel experimental para trabajos de investigación y en ensayos clínicos con resultados prometedores pero aún no suficientes para aplicarlos directamente a la clínica.

“Son inhibidores inespecíficos de la familia de proteínas PARP. Necesitamos encontrar inhibidores selectivos de PARP1 para conseguir una inhibición más selectiva, menos tóxica y poder diseñar ensayos clínicos que puedan aportar datos reales de respuesta al tratamiento”, ha concluido Albanell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *