Confirman la eficacia del modelo personalizado de xenoinjertos como guía para el tratamiento de pacientes con cáncer

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Un estudio liderado por el doctor Manuel Hidalgo, director del Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC), y publicado en el último número de la revista científica “Molecular Cancer Therapeutics” demuestra que el modelo personalizado de xenoinjertos puede utilizarse eficazmente para guiar e individualizar el tratamiento de los pacientes con cáncer, así como para identificar los factores determinantes de la respuesta de cada tumor a los diferentes fármacos.

“No hay enfermedades, sino enfermos”, explica Hidalgo, para quien el tratamiento individualizado en un elemento clave de su abordaje para mejorar los resultados terapéuticos y la satisfacción del paciente.

Entre el CIOCC y el Hospital Universitario Johns Hopkins, el trabajo reclutó a 14 pacientes con tumores sólidos refractarios o en estadios precoces y pronóstico negativo, a los que se extrajo una muestra de su neoplasia que se implantó en un ratón inmunodeprimido.

El ratio de respuesta objetiva obtenida con estas terapias probadas previamente en el modelo de xenoinjerto personalizado fue del 88 por ciento.

Las muestras fueron tratadas con 63 agentes antitumorales distintos, que abarcaron 33 mecanismos de acción únicos en 232 regímenes de tratamiento, ya fuera con un único agente o con combinaciones. Y la terapia resultó activa en 12 de los 14 participantes en el estudio, que fueron tratados con 17 terapias distintas, 15 de las cuales obtuvieron remisiones parciales duraderas

Además del aumento en la esperanza de vida media de todos los pacientes en los que el método resultó eficaz, destacan las especialmente positivas respuestas de tres participantes con tumores resistentes a las terapias convencionales y metástasis, y que llevan vivos más de 50 (en dos de los casos) y 14 meses tras el diagnóstico.

Los datos revelan una correlación muy notable entre la actividad del fármaco en el modelo y los resultados clínicos, tanto en términos de resistencia como de sensibilidad, continúa, añadiendo que los tratamientos seleccionados para cada individuo no eran obvios inicialmente y podrían no haber sido la primera opción en un abordaje convencional de primera, segunda o tercera línea.

De hecho, el estudio indica que mientras el ratio de respuesta objetiva obtenida con estas terapias probadas en el modelo de xenoinjerto personalizado y aplicadas después en el paciente ha sido del 88 por ciento, el esperado con agentes antitumorales fase I, única opción para alguno de los sujetos participantes, no habría superado el 10 por ciento.

En el trabajo están implicados también el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Hospital Universitario Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU.), la Universidad CEU San Pablo y las estadounidenses Champions Biotechnology y South Texas Accelerated Research Therapeutics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *