El Clínic de Barcelona completa 37 donaciones de riñón a través de vagina y ombligo

El Hospital es pionero en el mundo en la técnica en mujeres

BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

El Hospital Clínic de Barcelona ha completado con éxito 37 extracciones de riñones de donantes vivos –32 mujeres y cinco hombres– a través de la vagina y el ombligo.

El jefe del Servicio de Urología del Clínic, Antonio Alcaraz, ha explicado en rueda de prensa que las intervenciones, mínimamente invasivas, llevan dos años realizándose, si bien han esperado a contrastar su efectividad para darlas a conocer.

La técnica, que lleva años aplicándose para la extracción de riñones enfermos y cancerosos, se ha aplicado por primera vez en el mundo en el Clínic para la extracción de riñones sanos en el caso de mujeres, mientras que en el caso de los hombres la metodología se ha importado de los Estados Unidos.

Los avances médicos en este campo –la primera extracción de un tumor canceroso por vía vaginal se produjo en 2008– han permitido que los donantes requieran ahora una estancia más corta en el hospital, menos calmantes para el dolor y un menor impacto estético.

En el caso de las mujeres, la extracción por la vagina permite que tan solo queden vestigios de la operación en dos cicatrices que no superan el centímetro de longitud –por donde se introducen los trócares–, y en el caso de los hombres tan solo se produce una incisión de cuatro centímetros en el ombligo, por donde se introduce todo el instrumental quirúrgico y se extrae el órgano.

La técnica del Clínic se ha exportado a Italia, EE.UU., Argentina y Francia en el caso de las mujeres, ha explicado Alcaraz, mientras que la extracción en hombres a través del ombligo iniciada en EE.UU. se practicó por primera vez en Europa en el mismo hospital catalán.

Adicionalmente, en el caso femenino, el jefe del Servicio de Urología ha explicado que, una vez realizada la extracción –mediante un corte en la parte posterior de la vagina–, las mujeres pueden volver a tener hijos y a los cuatro meses han recuperado totalmente las funciones sexuales.

Los riñones de donante vivo presentan una funcionalidad hasta un 10% superior a los donantes cadáver, corresponden además habitualmente a órganos más jóvenes –en el caso de las 37 donaciones del Clínic la media es de 50 años– y entre las limitaciones actuales se encuentra la obesidad.

La extracción del riñón, en todo caso, requiere que el órgano esté desconectado del cuerpo del donante el mínimo tiempo posible, lo que en el caso de las mujeres se ha logrado hacer en menos de cinco minutos y en el de los hombres en dos minutos.

LÍMITE 600 CENTÍMETROS CÚBICOS

Alcaraz ha explicado que los cálculos desarrollados apuntan a que el límite de capacidad de la vagina sería la extracción de órganos que no superen los 600 centímetros cúbicos, si bien ha precisado que por el momento “no es razonable” pensar en la extracción de otros órganos como el páncreas o el hígado.

No obstante, a medio plazo sería posible lograr implantar un riñón por esta vía, ha vaticinado, si bien todavía existen “problemas serios por solucionar” y los cirujanos trabajan con cerdos para explorar la viabilidad de esta opción.

DONANTES FELICES

La rueda de prensa ha contado asimismo con la participación de dos donantes vivos, una mujer de 69 años que le donó el riñón a su marido, que precisaba diálisis, y la de un hombre que le dio el suyo a su hijo de 37, que ya había sufrido tres trasplantes previos por problemas desde su nacimiento.

Ambos se han mostrado “muy satisfechos”, han agradecido al Clínic el trabajo realizado y han constatado la rápida recuperación que han seguido desde la intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *