Investigan alternativas para diseñar nuevas terapias contra la degeneración lingúística en el Alzheimer

ZARAGOZA, 2 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza (UZ) acaba de publicar en la revista científica internacional “PLoS One” los resultados de un estudio en el que se investigan alternativas para diseñar nuevas terapias contra la degeneración lingúística en enfermos de Alzheimer.

El Alzheimer, que afecta ya a cerca de 40 millones de personas en todo el mundo y que, según las previsiones, aumentará por encima de los cien millones en el año 2050, altera especialmente la capacidad lingúística desde la fase inicial de la enfermedad, dañando el sistema que posibilita esta facultad, la memoria semántica, ha informado la Universidad de Zaragoza en un comunicado.

La enfermedad supone, para los pacientes que la sufren, una creciente degeneración de sus capacidades cognitivas. Según este estudio, comprender el ritmo y la manera en que esta pérdida ocurre “es de vital importancia para detectar la enfermedad en su fase más temprana y para intentar ralentizar sus efectos”.

Así, con el propósito de esclarecer cómo el lenguaje se ve afectado por la enfermedad a medida que avanza el tiempo, los investigadores del Instituto de BIFI Javier Borge-Holthoefer y Yamir Moreno, coordinador del Grupo de Redes Complejas del BIFI, junto con Alex Arenas, profesor de la Universidad Rovira i Virgili, han elaborado un modelo teórico que simula el deterioro progresivo de las relaciones entre conceptos.

Este modelo, que se ha publicado en la revista científica internacional “PLoS One” bajo el título “Modeling Abnormal Priming in Alzheimer”s Disease patients with a Free Association Network”, parte de la idea de que la memoria semántica es una red formada por conceptos que se relacionan, haciendo posible de esta manera la capacidad lingúística.

RELACIONES CONCEPTUALES

El artículo explica que ante la aparición de una enfermedad degenerativa como el Alzheimer “no son los conceptos los que padecen el desgaste de la enfermedad, sino que ésta afecta sobre todo a las relaciones que existen entre ellos”, han indicado desde la Universidad de Zaragoza.

Bajo estas hipótesis, el modelo desarrollado por los investigadores “predice correctamente determinados aspectos anormales que aparecen en las primeras etapas de los enfermos de Alzheimer y que no se observan en sujetos sanos”.

De esta manera, la posibilidad de simular sobre un modelo computacional distintos rasgos de la enfermedad “ayuda a avanzar más rápidamente en la comprensión de aspectos tales como de qué modo afecta la enfermedad a las capacidades de los pacientes, en este caso, en el plano lingúístico”.

Así, los resultados obtenidos podrían utilizarse para diseñar nuevas terapias específicas dirigidas a la lucha contra el mencionado deterioro.

El enfoque interdisciplinar del trabajo, inspirado en la metodología de la física estadística y las redes complejas con aplicación al ámbito cognitivo, “permite abordar el problema desde una perspectiva novedosa, obteniendo resultados a los que sería imposible llegar de otro modo”, han concluido desde la Universidad de Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *