Nace en Bioparc un binturong, especie que hacía más de 20 años que no se reproducía en España

FUENGIROLA (MÁLAGA), 1 (EUROPA PRESS)

Bioparc Fuengirola, en este municipio malagueño, ha sido escenario del nacimiento de un binturong (Arctictis binturong), una especie que hace más de 20 años que no se reproducía en España y sobre la que hay pocos estudios de sus hábitos o costumbres.

Se trata de una especie muy poco conocida a la que también se le llama “gato-oso” ya que parece un híbrido entre estos dos animales. Pertenece a la familia de las jinetas, pero son muy peculiares y distintos de todos los demás parientes de su familia.

Es destacable lo difícil que es su reproducción por lo que la cría recientemente nacida en Bioparc Fuengirola es un atisbo de luz para esta especie que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera como “vulnerable”.

En el último año han nacido ocho binturones en Europa, en concreto sólo cinco de los 35 zoos europeos que albergan han conseguido criarlos, incluido Bioparc Fuengirola, han precisado desde este parque en un comunicado.

Otro ejemplo de su difícil reproducción es, por ejemplo, Estados Unidos, donde ninguno de los 30 zoos que poseen esta singular especie han conseguido su reproducción, al igual que tampoco lo han conseguido los cinco zoos australianos en donde también conviven. Solo uno de los 20 zoos asiáticos que tienen la especie ha conseguido una cría.

La pareja de binturones del parque está formada por la hembra Kimi y el macho Lamur. Al conocerse poco sobre esta especie el equipo de veterinarios tuvo dudas sobre el estado de ella en cuanto a un posible embarazo, sin embargo, su comportamiento, muy agresivo con el macho, indicaba unas altas probabilidades de que Kimi estuviera en estado.

Fue el 5 de marzo pasado cuando se descubrió una pequeña cría en el interior de su dormitorio y aún se desconoce si es hembra o macho ya que, por el momento, la madre se muestra demasiado protectora con ella y no permite a los cuidadores que se acerquen hasta la pequeña. Por tanto, hasta que no se conozca su sexo no se decidirá el nombre que va a recibir.

UNA ESPECIE SINGULAR

Un dato aportado desde Bioparc sobre esta especie es que son completamente diferentes a todos los parientes de su familia; se distinguen por ser predominantemente vegetarianos, la fruta y verduras forman el 90 por ciento de su dieta y sus dientes están modificados para mascar y no para cazar.

Cuentan con una cola prensil, como los monos sudamericanos, con la que pueden agarrarse a las ramas donde viven. Tiene un denso y largo pelaje y sus patas son plantígradas, como las de los osos. Muchas veces se pone de pie sobre las patas traseras, apoyándose en su cola en una postura muy parecida a la de un oso. Es una de las especies que mas sorprende a los visitantes, ya que es muy raro ver imágenes de ellos en los documentales y es muy raro verlos en los zoos, fundamentalmente porque son activos principalmente de noche.

Son animales muy arborícolas y viven en densas selvas del Sudeste Asiático, sin embargo, se estima que su población mundial se ha reducido en un 30 por ciento en los últimos 30 años y, como parece muy ligado a la selva intacta, las perspectivas para su futuro son poco optimistas debido a que las selvas están siendo devastadas a un ritmo vertiginoso, han puntualizado desde Bioparc, y han aclarado que sufre una fuerte presión de caza, muchas veces para el mercado ilegal de mascotas y otras para consumo humano, como pasa en Filipinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *