Los consumidores de cocaína tienen cuatro veces más riesgo de presentar un síndrome coronario agudo

Los autores instan a las autoridades a que incorporen este dato en las campañas de prevención dirigidas a población joven

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

Las personas consumidoras de cocaína menores de 45 años tienen cuatro veces más riesgo de sufrir un síndrome coronario agudo que aquellas personas que presentan factores de riesgos cardiovascular clásicos, pero que no son consumidoras de esta sustancia tóxica, según revela un estudio elaborado por el Servicio de Cardiología del Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga), que se ha presentado recientemente en Sevilla en el marco del XLVI Congreso Andaluz de Cardiología.

Este trabajo, al que ha tenido acceso Europa Press, partió de hecho de los resultados de recientes estudios que consideran el consumo de tóxicos (cocaína) como un factor de riesgo independiente para el desarrollo de eventos coronarios, principalmente en población joven que multiplica por cuatro el riesgo de padecer un infarto agudo de miocardio.

Por ello, el objetivo de esta investigación andaluza se ha centrado en analizar en jóvenes que presentan un síndrome coronario si la gravedad del evento se correlaciona con los de factores de riesgo que presentan, así como el consumo de tóxicos.

Para tal fin, dicha investigación, que lleva por título “Consumo de tóxicos y riesgo de síndrome coronario agudo en población joven”, ha analizado a una cohorte de 298 pacientes, con una edad media de 40 años y que ingresaron en el citado centro malagueño entre 1994 y 2010. De ellos, 140 pacientes presentaron síndrome coronario agudo sin elevación del ST (SCASEST) y otros 158 síndrome coronario agudo con elevación (SCAGEST). Además, el 90,6 por ciento de la población estudiada eran varones.

Tras estos datos, los autores de este estudio analizaron la prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular clásicos, así como el consumo de tóxicos, al objeto de establecer la relación que éstos tienen con el tipo de evento que presentaron.

RESULTADOS Y CONCLUSIONES

Entre los principales resultados destacan el que 46,6 por ciento de estos pacientes presentaron dislipemia, un 30,9 por ciento hipertensión arterial, un 12 por ciento eran diabéticos, un 73,5 por ciento eran fumadores y un 26,2 por ciento tenían antecedentes familiares.

Además, los autores de este trabajo no encontraron diferencias estadísticamente significativas en la distribución de los factores de riesgo cardiovascular entre aquellos que presentaron SCASEST O SCAGEST.

No obstante, si encontraron que un 9,1 por ciento eran consumidores de cocaína, un uno por ciento de hachís y 1,3 por ciento de otras drogas. Además, 27 de los 34 pacientes consumidores de cocaína (79,4%) debutaron con un síndrome coronario agudo con elevación de forma significativa.

Por todo ello, el estudio al que ha tenido acceso Europa Press concluye que en la serie de menores de 45 años consumidores de cocaína estudiada “tuvieron un riesgo cuatro veces mayor de presentar un síndrome coronario agudo” que aquellos que portaban “factores clásicos, pero que no eran consumidores”. Ello les ha llevado a recoger este dato como “de interés” en las campañas de prevención de riesgo dirigidas a la población juvenil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *