Expertos en neumología y alergología aúnan criterios sobre la definición, el manejo y el tratamiento del asma grave

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Destacados expertos en neumología y alergología, de ámbito nacional e internacional, se han reunido en la Universidad de Santiago de Compostela para la puesta en marcha de la “I Universidad A.I.R.e.: Facultad de Asma Grave”, un encuentro organizado por Novartis, con el objetivo de actualizar, compartir y aunar conocimientos sobre el manejo terapéutico de los pacientes que padecen asma grave.

“El asma grave persistente afecta al 10 por ciento de los pacientes asmáticos, pero en más del 50 por ciento de los casos no se consigue el control total a pesar de un correcto tratamiento”, ha subrayado el moderador del encuentro, el doctor César Picado, del servicio de Neumología y Alergia Respiratoria del Hospital Clínic y profesor titular de Medicina en la Universidad de Barcelona. “Los síntomas que presenta el asma grave son continuos y generan crisis frecuentes que pueden llegar a ser importantes, afectando en gran medida a la calidad de vida de los pacientes”, ha matizado.

A su juicio, “el asma grave supone un reto para los profesionales de la neumología y la alergología y, en especial su diagnóstico, ya que los síntomas pueden confundirse con otras patologías. De ahí la importancia de abordar su manejo con otros profesionales y contrastar experiencias diversas, para poder llevar a cabo el tratamiento correcto”.

“A pesar de que las causas del asma no están del todo claras, se conoce que en su aparición participan factores ambientales y hereditarios, ha expuesto el jefe de Neumología del Hospital Lucus Augusti de Lugo, el doctor Luis Pérez, quien ha añadido que “debido a estos factores de riesgo es muy recomendable llevar a cabo un tratamiento multifactorial e individualizado, ya que en una patología como el asma grave es necesario abordar cada paciente según sus características personales”.

Entre las intervenciones desarrolladas durante el encuentro, ha destacado la ponencia del profesor Gunnar Johansson, que participó “activamente” en el descubrimiento de la inmunoglobulina IgE. El hallazgo de la IgE fue clave en la identificación y el tratamiento de enfermedades alérgicas, como el asma grave. Un mayor conocimiento del papel de la IgE permitió un nuevo enfoque para tratar el asma, ya que la actuación selectiva sobre el anticuerpo IgE, interviene precozmente e interrumpe la cascada alérgica.

CRISIS ASMÁTICAS ANTES DE LOS 10 AÑOS

El asma es una enfermedad que aunque afecta a todos los grupos de edad, con frecuencia comienza en la infancia. De hecho, aproximadamente la mitad de los pacientes asmáticos han experimentado una crisis antes de los 10 años.

“El diagnóstico del asma grave en niños no es un problema que tienda a persistir, ya que su reversibilidad es mayor a estas edades que en edades adultas. Ahí radica la importancia del diagnóstico durante la infancia. Cuanto antes se aborde la patología, mayores serán las posibilidades de que su gravedad disminuya e incluso de que termine desapareciendo”, ha afirmado el doctor Antonio Nieto, de la Unidad de Alergia Infantil del Hospital Universitario La Fe de Valencia.

Otro aspecto que ha remarcado este experto ha sido el impacto que tiene esta patología en la calidad de vida no sólo de los niños afectados sino también de su entorno más próximo. “Un niño que presenta crisis continuas, se suele despertar de noche con frecuencia y puede requerir de diversas hospitalizaciones. Estos hechos repercuten de forma negativa en la calidad de vida del entorno familiar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *