La medicina biorreguladora evita los efectos secundarios de los antiinflamatorios en las lesiones

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

La medicina biorreguladora permite tratar el dolor y la inflamación causados por las lesiones musculoesqueléticas sin los efectos secundarios derivados del consumo de medicamentos convencionales como los analgésicos y los antiinflamatorios no estoroideos (AINEs), según los expertos que se reúnen en las XXIV Jornadas Interactivas de Traumatología que se celebran en Valencia y que están organizadas por el doctor Carlos Sánchez Marchori, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Traumatología Deportiva (SETRADE).

La medicina biorreguladora utiliza medicamentos homeopáticos compuestos que estimulan la respuesta natural del organismo, por lo que son eficaces y seguros, según fuentes de la organización.

Un estudio del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (CSISP) de la Comunidad Valenciana, publicado en la revista “Farmacia Hospitalaria” el pasado mes de abril, resalta “la necesidad de mejorar la utilización de los AINEs”. El estudio concluye que el aumento sustancial del uso de AINEs no motivó cambios en la tasa de ingresos hospitalarios en Valencia, “pero la tasa de hemorragias gastrointestinales siguió siendo alta”.

Más de 70.000 personas ingresan en hospitales cada año en España por luxaciones, esguinces y entorsis de articulaciones y lesiones musculares , según el Instituto Nacional de Estadística. De manera habitual se tratan con antiinflamatorios y analgésicos, según el doctor Gustavo Santangelo, del Servicio de Traumatología de Urgencias del Hospital Nisa 9 de Octubre de Valencia.

Sin embargo, “no permiten activar los mecanismos naturales de recuperación del organismo y presentan importantes efectos secundarios” . En el mes de marzo, un informe del Ministerio de Sanidad alertó que casi 4 de cada 10 de los ingresos hospitalarios en España por efectos secundarios está relacionado con la medicación, entre ellos los AINEs, y un tercio de los casos podría evitarse.

Los medicamentos homeopáticos compuestos, en cambio, “favorecen los principales mecanismos fisiológicos, que están autorregulados por citoquinas, hormonas y otras proteínas”, advierte este experto. De ese modo, “no producen efectos colaterales y son tan eficaces en el tratamiento de las dolencias musculoesqueléticas como los AINEs”. Estos medicamentos pueden encontrarse en la farmacia en forma de comprimidos, pomadas, gotas y soluciones inyectables.

El doctor Santangelo, que ha realizado un taller práctico del uso de estos medicamentos durante las jornadas, destaca, en especial, la eficacia de Spascupreel en sobrecargas musculares (mialgias, miogelosis) y espasmos musculares de tipo reflejo en las osteocondrosis, y de Traumeel, en el alivio del dolor y la inflamación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *