Un fármaco anti-inflamatorio podría ser útil contra el cáncer de mama

MADRID, 05 (EUROPA PRESS)

El fármaco anti-inflamatorio celecoxib, utilizado en la actualidad para tratar enfermedades dolorosas como la artritis, podría un tratamiento adicional útil para las personas con cáncer de mama, según un estudio realizado por investigadores del Maastricht University Medical Centre, en Países Bajos, cuyos resultados se han presentado en la IMPAKT Breast Cancer Conference, celebrada en Bruselas.

Según esta investigación, celecoxib, un fármaco de la familia de los inhibidores COX-2 –que se dirigen directamente contra la diana COX-2 (una enzima responsable de la inflamación y el dolor)– ha demostrado en 45 pacientes con cáncer de mama primario invasivo que induce una respuesta contra el tumor a nivel molecular.

El líder de este trabajo, Juergen Veeck, del Maastricht University Medical Centre, ha asegurado que este descubrimiento es “emocionante porque significa que un fármaco utilizado ya para tratar otras enfermedades podría ser eficaz también en el tratamiento adyuvante del cáncer de mama”.

“Estamos contentos de que los resultados de nuestro ensayo clínico confirme ampliamente la existencia de datos procedentes de varios estudios preclínicos que mostraban que la inhibición de COX-2 lleva a cambios en la proliferación celular, en la apoptosis y en la matriz extracelular biológicamente en los tejidos en el cáncer de mama primario”, asevera.

Los investigadores estudiaron pacientes que tenían programada una cirugía para eliminar su tumor. Fueron randomizados para que un grupo recibiera 400 miligramos de celecoxib dos veces al día durante de dos a tres semanas y el otro, el grupo de control, tomara placebo o se quedara sin recibir tratamiento.

El trabajo consistió en analizar la expresión de genes particulares en muestras procedentes de tumores antes y después del tratamiento. Se realizaron también otras pruebas para determinar cambios en la proliferación celular y la apoptosis o muerte celular programada.

Tras el tratamiento, un total de 1.109 genes se regularon significativamente al alza y 556 genes se inhibieron o regularon a la baja en los tejidos del cáncer de mama tratados con celecoxib en comparación con el tratamiento de control. Los genes que se vieron particularmente afectados fueron los que están implicado en la proliferación celular, el ciclo celular, la apoptosis, la biología de la matriz extracelular y la respuesta inmune a la inflamación.

Según destacan los investigadores, “incluso el tratamiento a corto plazo con celecoxib instaló programas transcripcionales que apoyaban la actividad antitumoral en los tejidos de cáncer de mama primario”.

Sin embargo, el periodo de tratamiento de este estudio preliminar no fue lo suficientemente largo para ver un cambio significativo en el tamaño del tumor o en su grado histológico, señalaron estos investigadores, que indican que, “por ahora, sólo se puede especular que un tratamiento más largo con celecoxib podría lograr reducir el tumor también”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *