La UE sólo autorizará medicamentos con plantas medicinales si demuestran inocuidad

BRUSELAS, 30 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea sólo permitirá a partir de hoy, 30 de abril, la venta de medicamentos con plantas medicinales si han sido registrados previamente y recibido la autorización comunitaria, que está condicionada a que el producto en cuestión demuestre su inocuidad y su eficacia o efectos positivos, según ha anunciado este pasado viernes Bruselas.

Los Estados miembros han contado con siete años para transponer la directiva de productos herbolarios tradicionales que data de 2004 y cuyo plazo límite para adaptarla a las normas nacionales expira hoy sábado. Sólo los artículos registrados y autorizados podrán seguir comercializándose en la UE desde ahora.

Las nuevas reglas “no pretenden prohibir las plantas (medicinales), sino regular mejor los productos que proceden de estas hierbas”, ha recalcado en rueda de prensa el portavoz comunitario de Salud y Protección al Consumidor, Fréderic Vincent, en respuesta a la polémica suscitada por quienes acusan a la UE de querer prohibir las plantas medicinales tras ceder a las presiones de la industria farmacéutica.

El objetivo de la directiva es “simplificar el procedimiento” para el registro de aquellos medicamentos que no son resultado del trabajo farmacéutico sino de la “tradición” y “reforzar” la confianza del paciente o consumidor sobre estos productos, ha recalcado Vincent.

El portavoz ha apuntado que hay “varios centenares” de productos para los que los Estados miembros han solicitado la autorización, pero no ha ofrecido cifras concretas de cuántos han sido aprobados ni si los hay que no hayan sido aceptados. El trabajo continúa y “en los próximos meses” Bruselas estima que el listado completo podrá ser publicado en Internet, si bien la lista podría variar de un país a otro.

Hasta la adopción de las nuevas normas, un productor de medicamentos herbolarios tenía que superar un proceso “muy duro” basado en los mismos criterios de la industria farmacéutica clásica. Con las modificaciones, el proceso es menos exigente aunque el coste de validación oscila entre 5.000 y 10.000 euros según los ejemplos puestos por el portavoz, que ha matizado que cada país tiene sistemas diferentes y su coste también varía.

“Hemos llegado al final de un largo período de transición, en el que fabricantes e importadores de medicamentos tradicionales a base de plantas han tenido tiempo suficiente para demostrar que sus productos presentan un nivel aceptable de inocuidad y de eficacia. Los pacientes pueden ahora tener confianza en los medicamentos tradicionales a base de plantas que adquieren en la UE”, ha declarado en un comunicado el comisario de Salud, John Dalli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *