El 50% de los pacientes obesos deciden operarse en los meses previos al verano

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El 50 por ciento de los pacientes obesos decide someterse a una técnica de cirugía bariátrica en los meses previos al verano con la puesta en marcha de la denominada “operación bikini”, tras haber realizado una dieta y haber recuperado el peso perdido al abandonarla.

Así lo ha manifestado este viernes el director médico de IntraObes, Miguel Ángel Escartí, quien ha señalado que el perfil mayoritario de los pacientes corresponde en un 75 por ciento a mujeres de entre 30 y 45 años. Sin embargo, a juicio de este experto, “cabe destacar la aparición en los últimos años de un nuevo perfil de paciente correspondiente a varones jóvenes que presentan mayor índice de obesidad que la media de las mujeres y con problemas de obesidad acuciantes”.

Mientras que el 25 por ciento de estos pacientes decide someterse a una intervención por razones puramente estéticas como principal motivo, un 70 por ciento también está motivado por cuestiones de salud, ya que en la mayoría de los casos estas personas padecen hipertensión, diabetes y apnea del sueño, entre otras enfermedades.

Respecto a las técnicas más utilizadas para la reducción de peso, el director médico de IntraObes ha destacado la aplicación de una técnica “novedosa” en España denominada “plicatura gástrica” consistente en “tubulizar” el estómago evitando cortar y grapar el estómago, sino que simplemente se pliega y se sutura sobre sí mismo. “Se trata de una técnica más efectiva, segura y económica” que permite una pérdida de peso de “entre 30 y 80 kilogramos”, han asegurado desde la clínica.

Otras de las técnicas más utilizadas son el balón intragástrico, la banda gástrica, la manga o tubo gástrico y el “bypass” gástrico, en función de las necesidades de cada paciente. Todas estas técnicas, al igual que la plicatura gástrica, son técnicas “poco invasivas que permiten la incorporación del paciente a su actividad diaria en tan sólo una semana”.

El balón intragástrico, aconsejable para pacientes que presentan un sobrepeso de entre 15 y 25 kilogramos, reduce de manera “drástica” la sensación de apetito a causa del volumen que ocupa en el estómago la introducción de un balón rellenado de suero fisiológico. El mantenimiento de peso perdido al retirar este balón es “20 veces más efectivo que una dieta y permite una reducción de peso de 15 a 20 kilogramos en seis meses”.

En cambio, si el sobrepeso oscila entre 30 y 60 kilos, se recomiendan dos técnicas que se realizan sin abrir el abdomen. Por un lado, la banda gástrica, que consiste en colocar una cinta de silicona que rodea el estómago obligando al paciente a comer pequeñas cantidades y consigue una pérdida de peso de 25 a 30 kilogramos en 18 meses y, por otro lado, la manga gástrica, que deja al estómago en forma de manguera de 1,5 centímetros de diámetro de modo que el paciente come muy poco y además no tiene hambre. Esta última permite una pérdida de entre 30 y 75 kilogramos en diez meses.

Finalmente, si el paciente presenta un sobrepeso de entre 75 y 100 kilogramos, la técnica más recomendada es el “bypass” gástrico, también conocido como “reducción de estómago”, que combina un estómago muy pequeño con 1,5 metros de intestino que son excluidos de la absorción de comida. La pérdida de peso que se consigue con esta técnica es de más de 40 kilogramos en un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *