La obesidad mórbida puede reducir la esperanza de vida entre cinco y doce años

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Obesidad ha alertado sobre los riesgos de padecer obesidad mórbida, ya que según recientes estudios pueden reducir la esperanza de vida entre cinco y doce años.

Esta es una de las conclusiones extraídas del último Congreso de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad, celebrado en la isla de Gran Canaria.

La obesidad mórbida se produce cuando las personas tienen el índice de masa corporal (IMC) por encima de 40, lo que afecta actualmente entre el 2 y 3 por ciento de la población, según informó el Instituto en nota de prensa.

En cuanto a las zonas donde se observa un mayor porcentaje de obesidad mórbida se centran en el Sur de España, en concreto, en Extremadura, Andalucía, Albacete, Murcia, así como el archipiélago canario, y Galicia, en el norte.

Actualmente, hay un millón de personas que padecen este tipo de enfermedad, que en los últimos cinco años se ha duplicado, ya que la tasa de obesos mórbidos hace cinco años no superaba las 400.000 personas.

EN EUROPA 70.000 OPERACIONES EN UN AÑO

Respecto a la solución al problema, en muchos casos la cirugía es la única solución. En este sentido, en Europa se realizan anualmente unas 70.000 intervenciones quirúrgicas por esta causa, situándose España entre los países con mayor número de cirugías realizadas junto con Francia, Bélgica, Luxemburgo y Reino Unido.

Asimismo, se estima que más de un millón de personas son susceptibles de tratamiento quirúrgico en España, por lo que desde el Instituto de Obesidad se ha recomendado esta vía como la “más efectiva” para el tratamiento de este problema.

En concreto, cita como métodos el balón intragástrico, pieza de silicona suave y expansible que se introduce en el estómago a través de la boca sin necesidad de cirugía y bajo sedación; la banda gástrica ajustable, que se coloca por cirugía laparoscópica alrededor del estómago creando un conducto de salida más pequeño; la gastrectomía tubular por laparoscopia, que reduce el tamaño del estómago confeccionando uno nuevo en forma de tubo; y el bypass gástrico por laparoscopia, técnica en la cual se deja un pequeño estómago de 15 a 30 milímetros, que se conecta directamente al intestino delgado.

Además, el Instituto de Obesidad también se refirió a los últimos avances dentro de la cirugía laparoscópica, tales como al exploración de la cavidad abdominal mediante un endoscopio, que con la aplicación de la técnica SILS, de una sola incisión, permite realizar operaciones quirúrgicas sin dejar cicatriz y reduciendo el dolor derivado del post-operatorio.

Todos estos métodos permiten combatir la obesidad mórbida con las mejores técnicas posibles, presentándose la cirugía como la alternativa “más fiable” para su cura, pudiendo llegar a incrementar la expectativa de vida un 10 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *