Diseñan en Almería un programa pionero a nivel nacional para estimular el desarrollo psicomotor en prematuros

ALMERÍA, 20 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Neurorehabilitación InPaula, una empresa de base tecnológica de la Universidad de Almería (UAL), está desarrollando un programa único en España centrado en la estimulación del desarrollo psicomotor en niños prematuros, al objeto de mejorar las capacidades cognitivas, motoras, comunicativas y afectivas de niños de cero a tres años.

El grupo de expertos de InPaula señala que tanto las técnicas de fecundación artificial como el retraso de la maternidad han provocado el incremento de partos múltiples y, con ello, el incremento de la prematuridad.

“Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre un siete y un diez por ciento de los bebés que nacen son prematuros, antes de las 37 semanas de gestación y, en algunos casos, se diagnostican problemas evidentes desde el nacimiento como la parálisis cerebral”, explica la directora de este centro e investigadora del Departamento de Neurociencia y Ciencias de la Salud de la UAL, Pilar Flores Cubos.

La dificultad surge en aquellos niños prematuros que, sin tener secuelas evidentes en el periodo perinatal (alrededor del nacimiento), pueden estar abocados al “fracaso escolar y a la exclusión social por las secuelas cognitivas y/o psicopatológicas que se manifiestan tardíamente”.

“Según una Tesis Doctoral realizada en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, el 37 por ciento de niños que nacen con menos de 32 de semanas necesita apoyo escolar”, añade, tras matizar que el porcentaje se reduce al 18 por ciento en niños nacidos antes de 36 semanas y al siete por ciento en los nacidos con 37 semanas.

Flores explica que el desarrollo neurológico de los bebés y de los niños, en general, tiene su periodo de formación más importante en los primeros seis años de vida, “etapa de la que depende la totalidad de las aptitudes y actitudes del ser humano”. Así, indica que existe evidencia científica que demuestra que la crianza en ambientes enriquecidos mejora la capacidad de los individuos para resolver problemas y enfrentarse a situaciones de estrés en la edad adulta.

El Programa de Estimulación del Desarrollo Psicomotor elaborado por los profesionales de las distintas áreas terapéuticas del Instituto (Neuropsicología, Logopedia, Terapia Ocupacional y Fisioterapia) y dirigido a niños de cero a tres años se personaliza en función de la edad y de si el niño ha nacido a término (entre 38 y 42 semanas) o de forma prematura, incidiendo, en este caso, en aquellas áreas cognitivas que pueden estar afectadas por la prematuridad.

“Estos programas proporcionan experiencias de tipo sensorial, cognitivo, motor, comunicativo y social a niños y niñas de temprana edad con el objetivo de conseguir un neurodesarrollo óptimo. Además, pretenden identificar y fomentar las capacidades del niño, respetando su propio ritmo de maduración y aprendizaje”, señala la investigadora.

Por ejemplo, una de las actividades propuestas para niños de entre tres y seis meses consiste en esconder parcialmente un objeto atractivo para el bebé y preguntarle dónde está. Más adelante, el objeto se ocultará totalmente para que el niño pueda encontrarlo. Esta acción se repetirá con juguetes que emitan ruido. En niños de entre nueve y doce meses, se les enseña un juguete invertido, por ejemplo, un oso de espaldas, para comprobar su reacción y, finalmente, se le da la vuelta al objeto.

El proyecto, en fase de preparación, aún no está siendo aplicado a niños aunque, según su directora “unas diez familias ya han mostrado interés”. Los resultados se obtendrán, a partir del año desde el inicio del

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *