El 6% de las empresas españolas contará con coches eléctricos en sus flotas en 2010

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El 6% de las empresas instaladas en España tiene previsto incorporar automóviles eléctricos a sus flotas en los dos próximos años, con el objetivo de reducir el impacto sobre el medio ambiente y de reducir los costes derivados del carburante, según “El Observador del Vehículo de Empresa”, promovido por la empresa francesa de renting Arval.

Este informe resalta la preocupación “creciente” de las pymes y de las grandes corporaciones por orientar sus políticas de gestión de flotas hacia unos criterios medioambientales, lo que ayudaría a reducir la dependencia del petróleo y fomentaría el uso de las energías renovables.

De esta manera, el análisis explica que la tendencia a la adquisición de coches eléctricos para flotas “será más predominante” en el segmento de las pymes, ya que el 6% indicó que prevé incluir en su flota coches eléctricos en los dos próximos años, mientras que sólo el 4% de las grandes empresas se mostró a favor de la renovación de su parque con vehículos de este tipo.

Arval señaló, a su vez, que más del 25% de las empresas españolas utilizará en sus flotas vehículos de consumo eficiente en 2010, mientras que únicamente un 4% contará con automóviles híbridos. Además, el texto apunta que en dos años el 10% de las compañías empleará automóviles con combustibles alternativos como etanol o gas natural.

Al mismo tiempo, la firma apunta que en la actualidad cinco de cada diez empresas implantadas en España, especialmente grandes compañías, realiza la selección de sus flotas de automóviles de acuerdo con criterios medioambientales y lleva un control de las emisiones de CO2 de sus automóviles.

El estudio señala que “buena parte” de las empresas estaría dispuesta a contar con vehículos con un menor impacto sobre el medio ambiente en sus flotas si su uso estuviera respaldado “con iniciativas tangibles”.

De esta forma, el 75% de los gestores de flotas se mostró motivado a aumentar el número de estos vehículos en el parque de automóviles de su empresa si éstos contaran con “incentivos fiscales atractivos, una garantía del fabricante más duradera y una información técnica y de coste de uso de estos vehículos más completa”.

Sin embargo, las razones que más desaniman a la adquisición de “coches verdes” para las flotas son la ausencia de ofertas adecuadas, la escasez de puntos de abastecimiento, de talleres especializados y de modelos adecuados para la actividad que desarrollan. El precio también es un factor disuasorio para tres de cada cinco gestores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *