La mitad de los españoles sufren alteraciones en la mandíbula, según experto

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La mitad de los españoles padecen alteraciones de la Articulación Temporo-Mandibular (ATM), enfermedad que puede llegar a provocar fuertes dolores de cabeza, traumatismos musculares, problemas digestivos o desplazamientos de las piezas dentales, según explicó en un comunicado Luis Solano, fisioterapeuta y osteópata del Hospital Dental de la Clínica Ruber de Madrid, pionera en España en el tratamiento osteopático, ortodental y bucodental.

Las ATM son los dos puntos, uno a cada lado de la cara, justo delante de los oídos, donde el hueso temporal del cráneo se une con la mandíbula, y su funcionamiento se debe a una interacción entre el sistema óseo, muscular y nervioso. Sin embargo, una presión mandibular de 1,6 gramos ejercida de forma constante durante ocho semanas provoca desplazamientos de las piezas bucales, aseguró este experto.

Según destacó Solano, la alteración mandibular en esta parte de la cara resulta “muy molesta y, en ocasiones, afecta de manera directa a los hábitos normales de vida del paciente”. Para su diagnóstico, que no siempre se relaciona con un problema dental, “es necesaria la exploración de los músculos y las articulaciones de la cara, para evaluar el grado de bloqueo y su intensidad”.

Además, la apertura mínima y normal de la boca es, aproximadamente, dos anchuras de los nudillos de los dedos o 40 milímetros, por lo que, si esto no es posible, “seguramente se debe a la contracción de uno o varios músculos o a un problema en la articulación mandibular”, afirmó.

Para ello, los fisioterapeutas deben estudiar en el paciente toda la musculatura bucal, dorsal y cervical que está relacionada con la apertura y el cierre de la mandíbula, para conseguir el desbloqueo de la articulación. Además, debe instruir al paciente sobre el uso de prácticas saludables para evitar nuevos resultados indeseables, que tendrá que iniciar con movimientos suaves y en aumento gradual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *