Físicos de todo el mundo se reúnen hoy en Santander para desarrollar nuevos detectores de partículas

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

El grupo de investigación de “Silicio para el Colisionador Lineal” (SiLC), al que pertenecen físicos de varios laboratorios europeos, EEUU y Asia se reunirá hoy en eI Instituto de Física de Cantabria (IFCA), centro mixto de la Universidad de Cantabria (UC) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para discutir sobre los desarrollos de futuros detectores de Silicio, que serán instalados en los próximos experimentos del Acelerador Lineal Internacional (ILC).

El SiLC es uno de los grupos internacionales que se han constituido, como consecuencia de los trabajos de I+D en torno aeste gran proyecto mundial, una iniciativa que cuenta con el apoyodel Plan Nacional de la Ciencia y de la Comunidad Europea y quelidera, en el IFCA, el investigador Iván Vila.

El ILC es un proyecto mundial, lanzado por el Comité Internacionalde Futuros Aceleradores (ICFA), que continuará los estudios sobrela estructura más íntima de la materia que se realizan actualmente ylos que se van a desarrollar próximamente en el Gran ColisionadorHadrónico (LHC), en Ginebra.

Este acelerador, cuya ubicación deberá ser definida en el año 2.012, seráconstruido a partir de esa fecha y se espera que comience sufuncionamiento hacia el año 2020. Su finalidad será el estudio delas interacciones fundamentales, con bastante mayor precisión queel propio LHC, al que complementará en sus posiblesdescubrimientos.

Así, el ILC será capaz de acelerar electrones y sus antipartículas, es decir, los positrones, hasta energías entre 500y 1.000 veces superiores a la masa del protón.

Además, será un acelerador lineal, en lugar de circular, como elLHC, y tendrá unos 35 Km. de longitud. Utilizará unas 16.000cavidades superconductoras, funcionando a la temperatura delHelio líquido superfluido, -271 grados centígrados. Y en su diseño,así como en el de los experimentos del mismo, participan todos lospaíses del mundo que trabajan en Física de Partículas.

Su coste estimado es de unos seis mil millones de euros y el trabajo de construcción se estima en unas 24 millones de horas depersonal . “La tecnología del acelerador y los experimentos que seestá desarrollando es puntera y, al ser nueva, es superior a la delLHC, lo cual es necesario para alcanzar el grado de precisión quese pretende”, según explica el investigador del IFCAresponsable de esta actividad, Alberto Ruiz.

Varias Instituciones españolas, bajo la coordinación de AlbertoRuiz, del IFCA, participan en proyectos de I+D para futurosaceleradores, en particular, en torno a la tecnología de sensores deSilicio para los detectores del ILC.

Dichas tecnologías serán aplicables a las mejoras del LHC (SLHC), a proyectos de nuevos aceleradores circulares como el denominado SuperBelle de Japón, y a aceleradores lineales de segunda generación (como es el caso del CLIC, proyectado por el Laboratorio Europeo de Física de Partículas, el CERN).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *