Investigadores del Carlos III desvelan las claves del fracaso de la vacuna contra la bronquiolitis en infancia

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Una investigación hispano-argentina, en la que participa un grupo de profesionales de microbiología del Instituto de Salud Carlos III, acaba de desvelar las claves del fracaso de una vacuna contra el virus respiratorio sincitial humano (VRSH), principal causa de la bronquiolitis, uno de los primeros virus respiratorios más severos en niños de temprana edad, según informó hoy en un comunicado el Ministerio de Ciencia e Innovación.

La investigación, publicada hoy en “Nature Medine”, servirá de apoyo en los actuales ensayos que hay en marcha basados en vacunas atenuadas. Además, sugiere que la mejor vacuna para el VRSH sería una atenuada; ensayos que ya se están iniciando en la actualidad en diversos países, entre los que se encuentra España, y de los que esperan buenos resultados a corto plazo.

Así, entre las conclusiones a las que ha llegado el equipo de investigación son que los resultados negativos se debieron a una falta de maduración de la respuesta inmune y que esta, probablemente, radica en el modelo de vacuna utilizado — no replicativa– mientras que cuando se emplea una vacuna autorreplicante, la respuesta si madura y se forman anticuerpos capaces de neutralizar el virus.

Las vacunas no replicativas son aquellas que se basan en virus cuya capacidad de infección se ha anulado por tratamientos químicos o físicos mientras que las autorreplicantes son aquellas que utilizan virus atenuados, que son capaces de inducir una respuesta inmune sin producir enfermedad.

40 AÑOS DE FRACASO

Durante más de 40 años los resultados adversos de una vacuna no replicativa, basada en virus inactivado químicamente, han comprometido el desarrollo de una vacuna eficaz y segura frente a este virus, algo que todavía no existe, a pesar de que este virus nos infecta a todos y el hecho de haber tenido contacto con él no inmuniza ya que, al igual que la gripe, podemos tener a lo largo de nuestra vida varias infecciones por su causa.

El virus respiratorio sincitial humano ( VRSH) fue aislado hace poco más de 50 años por Robert Chanock en un niño que tenía bronquiolitis. Sus investigaciones verificaron que era la principal causa de bronquiolitis, neumonías y otras infecciones severas del tracto respiratorio en niños menores de un año. Investigaciones realizadas en años posteriores también demostraron que el VRSH es una causa frecuente de infecciones respiratorias graves en ancianos y pacientes inmunodeprimidos.

La no existencia de la vacuna, así como la elevada prevalencia, se calcula que entre el 70 y el 80 por ciento de los niños se contagian durante su primer año de vida y que a los 3 años todos los niños han sido infectados, también es una de las principales causas de hospitalización de los niños de edad temprana, hacía necesario saber porqué se había protegido esta reacción negativa, incluso en los niños que producían anticuerpos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *