Sant Cugat del Vallès (Barcelona) impulsa la primera zona residencial de España libre de emisiones de CO2

SANT CUGAT DEL VALLÈS (BARCELONA), 10 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) impulsará en la zona de Can Cabassa la primera área residencial de España libre de emisiones de dióxido de carbono (CO2). En este caso, además, será vivienda de promoción pública.

El conjunto residencial, impulsado junto al grupo Acciona y el Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IAAC), será autosuficiente en el consumo y ahorrará energía gracias al diseño ecológico del edificio, así como el autoabastecimiento con la incorporación de sistemas fotovoltaicos y de biomasa para el consumo energético.

Para ello, el consistorio, Acciona y el IAAC firmaron hoy un convenio que permitirá estudiar la viabilidad de este proyecto experimental e innovador, que comprende un edificio de 150 viviendas, y, en caso de confirmarse su desarrollo, se llevará a cabo la propuesta.

En este sentido, el alcalde de Sant Cugat, Lluís Recoder, aseguró que si se constata la viabilidad del proyecto tras los tres meses que durará el estudio se pondrá en marcha “lo antes posible”. Se prevé, además, la creación de una escuela ecológica y la urbanización de la zona según parámetros sostenibles.

ECOEFICIENCIA

El proyecto que se ubicará frente al Hospital General de Catalunya se sustenta bajo tres pilares como son el ahorro en el consumo, la autoproducción con energías renovables y la eficiencia energética.

En este sentido, la directora general de Recursos Corporativos de Acciona -que cuenta con la primera sede corporativa de emisiones cero de España-, Carmen Becerril, explicó hoy que para alcanzar el balance de emisiones cero de CO2 se incorporarán sistemas de producción de calor, frío y electricidad con biomasa y se aprovechará la propia situación del edificio, lo que permitirá además la reducción de un 30% en el consumo energético.

El coste de este tipo de edificaciones es más elevado, pero se calcula que la inversión en sistemas ecológicos puede quedar amortizada en diez años, una ventaja, sobre todo, para una promoción de vivienda pública que será de alquiler.

El arquitecto y director del IAAC, Vicente Guallart, dijo que el proyecto “es una oportunidad para innovar”, sobre todo en un momento de crisis económica que debe permitir establecer “los nuevos principios” basados en “ser productores más que consumidores” de energía.

El proyecto promueve la creación de viviendas basadas en un diseño energéticamente eficiente que reduzca el consumo eléctrico con los propios elementos constructivos, acompañado de la producción de energía con placas fotovoltaicas y biomasa de zonas próximas al edificio, como puede ser Collserola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *