La OMS estima que el principal virus causante de la bronquiolitis causa la muerte de 4 millones de niños al año

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el principal virus causante de la bronquiolitis, el VRS, tiene un papel predominante en la muerte de casi 4 millones de niños cada año.

Según el Sistema Nacional de Salud (SNS), uno de cada 25 niños menores de un año ingresan anualmente por este proceso, siendo Extremadura, Andalucía, Galicia, el norte de Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana y Cantabria las áreas con tasas elevadas de hospitalización por bronquiolitis.

Además, otros estudios muestran que las bronquiolitis causadas por VRS tienen una tasa media de hospitalización de siete días. En concreto, en los rangos estudiados, un 21 por ciento de los pacientes requieren ingreso hospitalario durante más de una semana, por lo que la bronquiolitis supone un impacto muy importante para la sociedad, llegando a alcanzar un coste directo de la hospitalización superior a los 3,6 millones de euros anuales.

Los expertos señalan que los bebés prematuros, sobre todo los nacidos antes de las 35 semanas de gestación, los bebés con cardiopatías o bebés con enfermedad pulmonar crónica son los más vulnerables a padecer esta enfermedad, y presentan un riesgo de hospitalización debida al VRS diez veces superior al de los nacidos a término.

En cuanto a los lactantes prematuros, los especialistas afirmaron que tienen mayor riesgo de enfermedad grave por VRS a causa de la anatomía de sus vías respiratorias, menos desarrolladas y por carecer de anticuerpos. Asimismo, según los estudios realizados, el 13 por ciento de los niños prematuros son hospitalizados cada año por infección del VRS, por lo que los expertos recomiendan a los padres de estos niños acudir al médico durante los meses de septiembre a abril.

Para estos bebés, más vulnerables de padecer bronquiolitis, existen unas recomendaciones de la Sociedad Española de Neonatología, de cara prevenir el contagio durante la época de mayor riesgo de contagio. Estas recomendaciones pueden implicar la aplicación de un tratamiento preventivo profilaxis con palivizumab.

Debido a que la bronquiolitis se extiende con facilidad por el contacto, los expertos recomiendan a los padres y cuidadores de los bebés que establezcan una serie de medidas higiénicas a la hora de cuidar de los pequeños, como lavarse bien las manos antes de tocar al bebé, evitar su exposición al humo del tabaco, evitar entornos cerrados, evitar el contacto físico del bebé con otros menores o familiares enfermos, usar pañuelos desechables y tirar inmediatamente los usados, limpiar a fondo los juguetes y no utilizar aquellos que hayan sido tocados por otros bebés o mayores enfermos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *