Industria y academia analizan en Bratislava el formato y funcionamiento de las redes asociadas al IEIT

BRUSELAS, 24 (EUROPA PRESS)

Representantes de la industria, centros de investigación y la academia se dan cita hoy en Bratislava para analizar en un seminario el formato, funcionamiento y criterios de selección a los que estarán sujetos las “Comunidades del Conocimiento” (CCI), las redes científicas que estarán asociadas al, recientemente creado, Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (IEIT) para desarrollar los proyectos de investigación e innovación concretos.

Los resultados del seminario, titulado “Perfilando las Comunidades del Conocimiento e Innovación” y organizado por la Junta de Gobierno del IEIT, con sede en Budapest, servirán para sentar la base de los criterios de selección que empleará el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología a la hora de realizar la convocatoria pública para impulsar la primera “Comunidad del Conocimiento”, prevista para la próxima primavera de 2009.

La selección de las dos primeras comunidades del conocimiento (de las tres previstas por ahora hasta 2013) se hará a finales de enero de 2010, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Los Veintisiete y la Eurocámara tendrán que aprobar en los próximos años una agenda estratégica de innovación y podrán autorizar, a partir de 2013, la creación de nuevas CCI que se ajusten a esta agenda.

Después de que España no consiguiera hacerse con la sede del IEIT, por la que pujó, junto a otras cinco competidoras, San Cugat del Vallés (Barcelona), el secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez, aseguró a finales del pasado mayo que el Ejecutivo español tratará de adjudicarse una de las tres sedes de las comunidades de conocimiento e innovación.

El Instituto Europeo de Tecnología e Innovación está compuesto por la Junta de Gobierno –dedicada a supervisar las prioridades estratégicas en las que debe centrarse el Instituto Europeo y de seleccionar la industria, academia y centros de investigación que participarán en las CCI– y las Comunidades del Conocimiento, una suerte de redes científicas, encargadas de impulsar la investigación en áreas determinadas, a partir de partenariados entre industria, centros de investigación y academia para desarrollar proyectos concretos.

Las comunidades del conocimiento, según Bruselas, se convertirán en “los motores de la innovación” del IEIT y desarrollarán proyectos de investigación e innovación en áreas que plantean los principales desafíos a los que se enfrenta la sociedad: la adaptación al cambio climático y la presión migratoria; el desarrollo de energías sostenibles y el desarrollo de la sociedad de la información.

El Instituto Europeo de Tecnología e Innovación contará con un presupuesto inicial de 308,7 millones de euros procedentes de las arcas comunitarias hasta 2013. Además de este dinero, el objetivo es que el IET reciba aportaciones de los Estados miembros y del sector privado hasta alcanzar un presupuesto de 2.400 millones para sus primeros seis años de actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *