Más del 60% de los consumidores señala que está “poco” o “nada” informado sobre el cambio climático

Los consumidores continúan basando sus decisiones de compra en aspectos como el precio o la marca, y no en criterios ecológicos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Más del 60 por ciento de los consumidores asegura que está “poco” o “nada” informado sobre el cambio climático, a pesar de que casi un 70 por ciento –especialmente mujeres– afirma estar “bastante” o “muy interesado” en este tema, según se desprende del estudio “Hábitos de consumo y cambio climático”, elaborado por la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) y presentado hoy en Madrid.

Respecto a cómo influye el cambio climático en los hábitos de consumo, el estudio constata que los consumidores tienen muy en cuenta aspectos como el precio (48,4%), las características propias del producto (29,7%) o la marca (16,6%). Por el contrario, se tienen menos en cuenta aspectos como que el envase sea reciclable o que el producto sea ecológico, con porcentajes que rondan el 12 por ciento en ambos casos.

Según señaló la presidenta de FUCI, Agustina Laguna, “el éxito de las políticas públicas de consumo sostenible está siendo bastante limitado, debido en parte a que la mayoría de los españoles se resisten a modificar sus prácticas habituales de consumo, las cuales se ven influenciadas por su entorno y, especialmente, por su situación económica”.

Por otro lado, las decisiones de compra “más ecológicas” están relacionadas con la adquisición de electrodomésticos, ya que un 50 por ciento de los encuestados se decanta por los de bajo consumo. Sin embargo, este comportamiento no se repite en otro tipo de productos, como los coches.

“NO SON RESPONSABLES”

El informe también refleja que los consumidores creen que el cambio climático es causado, sobre todo, por la contaminación de empresas e industrias, así como por el uso de vehículos particulares. Además, casi la mitad de los encuestados considera que “no son los responsables” de este fenómeno, sino que corresponde a las diferentes administraciones –principalmente el Ministerio de Medio Ambiente– velar por la sostenibilidad.

Por este motivo, los consumidores no adoptan muchas medidas para reducir el consumo de energía y, si las adoptan, tienen que ser “fáciles y económicas”, como reducir el uso del aire acondicionado o el consumo de electricidad. Por el contrario, no optan por instalar sistemas de aislamiento térmico y es “poco probable” que reduzcan el consumo de agua.

En materia de reciclaje, siete de cada diez consumidores recicla “frecuentemente” o “siempre” las basuras orgánicas, papel y vidrio. Sin embargo, apenas se recicla aceite de cocinar debido a que es “más complicado”, según el 44 por ciento de los usuarios.

En este sentido, Agustina Laguna destacó que “el reciclaje es una de las mayores contribuciones que puede hacer el ciudadano al consumo responsable”. “Reducir la huella ecológica no significa renunciar al bienestar alcanzado, sino que significa racionalidad en el consumo, equilibrio con el entorno y sus necesidades y ahorro de recursos básicos que se presentan limitados”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *