Una hormona ayuda a crecer a los niños diagnosticados con estatura baja, según estudio

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Un tratamiento con la hormona del crecimiento podría aumentar la talla final de niños diagnosticados con estatura reducida, incluso en casos en los que el niño no tiene deficiencias de la hormona de crecimiento, según un estudio del Centro de Investigación del Crecimiento Pediátrico de la Universidad de Gotemburgo en Suecia. Los resultados del estudio se publican en la revista “Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism”.

La hormona del crecimiento (HC) es eficaz en el tratamiento de los niños que carecen de ella y tienen una estatura reducida aunque se desconoce su efecto en aquellos niños con el mismo problema a los que no les falta la hormona.

Los investigadores evaluaron los efectos del tratamiento con HC en 150 niños con estatura reducida durante un periodo de 20 años. Estos niños fueron distribuidos en tres grupos en los que no recibían tratamiento, tomaban dosis bajas de la hormona o una dosis elevada.

Según explica Kestin Albertsson-Wikland, directora de la investigación, “en nuestro estudio, el tratamiento según dosis con HC aumentó la estatura final en niños con poca altura que no carecían de la hormona en una media de 7,62 centímetros y en algunos casos se alcanzaban casi los 20 centímetros de aumento”.

Según señala la investigadora, aunque se han realizado otros estudios para evaluar el efecto del tratamiento con HC en niños de estatura baja, este trabajo proporciona resultados más concluyentes ya que es el único estudio que ha utilizado dos dosis diferentes de HC diarias en niños preadolescentes que fueron seguidos hasta su estatura final.

“Existen muchas variables conocidas que afectan a la respuesta de crecimiento ante el tratamiento con HC como la longitud al nacer y el crecimiento en los primeros años de vida. Nuestro estudio también descubrió que los niños con padres de estatura normal responden mejor al tratamiento que aquellos con padres de estatura baja”, afirma Albertsson-Wikland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *