Investigadores de la Universidad de Sevilla analizan lienzos del Bellas Artes por medio de técnicas nucleares

SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Centro Nacional de Aceleradores (CNA) de la Universidad de Sevilla están colaborando con el equipo de conservadores y restauradores del Museo de Bellas Artes de Sevilla en el estudio de la amplia colección de la pinacoteca, por medio de técnicas de caracterización científica no destructivas.

Las principales aportaciones del proyecto, según un comunicado de la Hispalense, se centran en el apoyo directo en las tareas de restauración e intervenciones preventivas previstas por los responsables del museo, la creación de una base de datos sobre la paleta y las técnicas de ejecución de los distintos autores y la incorporación al grupo científico de nuevas técnicas analíticas complementarias a las ya disponibles en el Centro Nacional de Aceleradores.

Según el profesor de la Universidad de Sevilla e investigador principal del proyecto, Miguel Ángel Respaldiza, los museos “necesitan conocer de qué están hechos aquellos objetos que deben restaurar y conservar, además de asegurar la autenticidad y el valor de piezas o pinturas que se vayan a adquirir”. Por otra parte, adquiere especial relevancia “conocer los procesos de degradación, las causas que la provocan, el modo de desarrollo y las formas de prevenir y ralentizar estos fenómenos”, añade el experto.

Las técnicas de caracterización no destructivas no necesitan tomar pequeñas muestras de las obras, sino que, mediante los equipos portátiles de Florescencia de Rayos X, se pueden identificar los pigmentos en las propias instalaciones del museo. De este modo se identifican los materiales originales de la obra y la mezcla de pigmentos, además de obtener un estudio de la técnica del pintor y un completo análisis científico-técnico, a fin de emplear los resultados en el proceso de restauración. A esto se le añade un equipo de reflectometría infrarroja, que permitirá determinar los posibles dibujos subyacentes, es decir, diferentes rectificaciones que hizo el autor en el lienzo antes de aplicar color.

Esta técnica adquiere más valor por respetar la integridad de las obras. La extracción de muestras para su análisis no siempre es posible, y en la mayoría de los casos es desaconsejable, no sólo por el valor de la pieza en sí misma, sino porque cada nuevo análisis necesitaría nuevos fragmentos o muestras. Estas técnicas ya están implantadas en museos como el Louvre de París o en otros espacios museísticos de Europa, Estados Unidos y Japón.

Como objetivo último los científicos del CNA y los técnicos del Museo de Bellas Artes aspiran a realizar un estudio de los principales hitos de la colección, poniendo especial énfasis en las necesidades puntuales del equipo de restauradores.

El Museo de Bellas Artes de Sevilla alberga una colección de excepcional calidad artística y de naturaleza diversa, dentro de la cual destaca la obra de los grandes maestros del siglo XVII: Zurbarán, Murillo y Valdés Leal, así como la importante colección de arte flamenco e italiano del Renacimiento y Barroco. También cuenta con personalidades artísticas singulares como El Greco, Cranach, Ribera o Goya.

Este proyecto, denominado “Caracterización de la Colección del Museo Provincial de Bellas Artes de Sevilla mediante técnicas no destructivas de análisis”, cuenta con la financiación de un Proyecto de Excelencia de la Junta de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *