Un atlas desvelará en cinco años las bases del cultivo tradicional del viñedo

LOGROÑO, 15 (EUROPA PRESS)

Un atlas desvelará, en cinco años, las bases del cultivo tradicional del viñedo a través de los relatos extraídos de entrevistas a agricultores mayores de ochenta años. Así lo adelantó hoy el director del estudio, Luis Vicente Elías. El estudio arrastra ya un trabajo de tres años.

Elías participó en una rueda de prensa en la que, junto al director-gerente de la Escuela de Patrimonio Histórico de Nájera, Luis Palazón Español, presentó las jornadas “Los paisajes del viñedo: la etnografía como herramienta para su estudio y protección”, de las que es director. Asistió, también, la coordinadora del evento, María Pía Timón.

Las jornadas, que se celebrarán del 13 al 15 de noviembre en la Escuela Santa María La Real de Nájera, presentarán, entre otras cuestiones, la metodología empleada para la realización del Atlas del Cultivo Tradicional del Viñedo.

Elías explicó que este estudio permitirá ver cómo han evolucionado las técnicas de cultivo que se remiten a tiempos anteriores a la filoxera. “Sabemos mucho de vino”, dijo, “pero no conocemos cosas como cómo se cavaban las viñas en los años treinta, o qué tipo de abonos se usaba”.

Para la elaboración del Atlas, el equipo dirigido por Elías lleva, ya, tres años y, aún, les quedan otros cinco de trabajo ya que éste, señaló, es muy laborioso. “Yo me paso los fines de semana hablando con ancianos que me cuentan cómo era su vida agrícola”, indicó.

En el curso de Nájera, además, se reasaltará la importancia de la etnografía como herramienta para el estudio, conocimiento y protección de la cultura del vino. Para ello, se contará con 27 expertos relacionados con los paisajes y la etnografía del viñedo, catedráticos y profesores universitarios.

El curso está dirigido a estudiantes de Antropología, Historia, Geografía, técnicos de museos del vino, profesionales de la protección del patrimonio y del turismo del vino, ecólogos y personas vinculadas profesionalmente a la cultura del vino.

El número máximo de plazas admisibles es de cincuenta. Aunque la matrícula es gratuita, para asistir es necesario formalizar la inscripción antes del 31 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *