La CE, industria y academia destinarán unos 1.000 millones a desarrollar pilas de combustible e hidrógeno

Siete empresas españolas, incluidas Acciona y Gamesa, participan en el proyecto de investigación conjunta

BRUSELAS, 14 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea, la industria y la comunidad investigadora europea destinarán juntos cerca de 1.000 millones de euros en los próximos seis años -hasta 470 millones de euros a cargo de las arcas comunitarias de aquí a 2013– para investigar y desarrollar pilas de combustible y de hidrógeno, en el marco de la Iniciativa Tecnológica Conjunta de Pilas de Combustible y Tecnologías de Hidrógeno (JTI, por sus siglas en inglés), cuyo marco regulador fue aprobado por los ministros de Industria de la UE el pasado mayo de 2008.

La iniciativa, que será lanzada oficialmente el 14 de octubre en Bruselas, pretende acelerar la comercialización de esta tecnología aplicada al sector automovilístico entre 2015 y 2020 y, en el caso de las pilas de combustible, estáticas y portátiles, entre 2010 y 2020. El Ejecutivo comunitario espera que con esta iniciativa Europa reduzca entre dos y cinco años la llegada de esta tecnología al mercado europeo. La ITC tiene una duración prevista de seis años, aunque en los tres años siguientes servirán para desarrollar los proyectos iniciados.

El uso de sistemas energéticos basados en el hidrógeno para el sector automovilístico podría reducir el consumo total de combustible en un 40% en el sector del transporte por carretera de aquí al 2050. Asimismo, la reducción de emisiones de CO2, atribuido a dicho sector, podría rebajarse a la mitad en 2050, según datos que maneja el Ejecutivo comunitario.

PRIMERA CONVOCATORIA DE PROYECTOS

La primera convocatoria para recabar financiación para proyectos relacionados con el transporte y dispositivos para repostar, producción, almacenamiento y distribución de hidrógeno, así como dispositivos de generación energética estática, fue publicada el pasado 8 de octubre por el Ejecutivo comunitario. La partida indicativa para estas primeras licitaciones asciende a 28,1 millones de euros.

Más de 60 empresas privadas, incluidas multinacionales como las automovilísticas Volvo y Fiat y las petroleras Shell y Total, y pequeñas y medianas empresas, además de otras 49 universidades y centros de investigación de los Estados miembros y países asociados tienen previsto participar en la Iniciativa Tecnológica Conjunta (ITC), junto al Ejecutivo comunitario, según informó la Comisión Europea en un comunicado.

La JTI se constituirá como un “elemento importante” del Plan Tecnológico Energético Europeo (SET-plan), cuyo objetivo es contribuir a acelerar el desarrollo y comercialización de tecnologías bajas en emisiones de carbono y que servirá de ejemplo para establecer próximas iniciativas industriales europeas, previstas en el plan.

Los ministros de Investigación de la Unión Europea adoptaron el pasado 30 de mayo, en el Consejo de ministros de Competitividad de la UE, el marco comunitario para regular la coordinación de la JTI, aprobada por los Veintisiete el pasado 25 de febrero. La regulación pretende facilitar la coordinación de la investigación conjunta por parte de Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) y de grandes empresas europeas que quieran investigar en este campo.

La ITC tiene dos órganos ejecutivos. Por un lado, la Junta de Gobierno, compuesta por representantes de la industria, la academia y la Comisión y responsable último de las actividades de la iniciativa y su desarrollo, así como de la aprobación de las partidas presupuestarias para los proyectos, y, en segundo lugar, un director ejecutivo que estará al frente de la oficina de programación, con sede en Bruselas, y que será el responsable de las licitaciones y de la evaluación y selección de proyectos, entre otros.

Además, la ITC cuenta con otros tres órganos consultivos: Comité Científico, Grupo de Representantes de Estados, donde estarán representados los Estados miembros, y la Asamblea General que reunirá de forma anual a representantes que participan en la iniciativa.

PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA

Siete compañías españolas -Acciona, Ajusa, Biogasfuelcell, CLM Hidrógeno, Gamesa, Hynergreen (filial de Abengoa) y NTDA Energía_tienen previsto participar en el proyecto de investigación conjunta sobre el potencial energético del hidrógeno en la Unión Europea, según adelantaron el pasado mayo fuentes diplomáticas españolas.

Las siete compañías españolas forman parte de la agrupación de firmas industriales New Energy World que participan en esta iniciativa. En total, 60 compañías activas en el sector energético y tecnológico en la UE participarán en el JTI. La empresa española NTDA Energía es una de las cinco empresas europeas que además tiene representación en el consejo de administración de la JTI, según confirmaron fuentes diplomáticas españolas.

Del total de 49 universidades y centros tecnológicos que participan en la Iniciativa Tecnológica Conjunta, hay 9 españoles y una universidad, la de Alicante.

Por su parte, los centros tecnológicos españoles son la Asociación de Investigación de la Industria del Juguete, Conexas y Afines (AIJU), el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), el Centro de Investigación Tecnológica en Electroquímica (CIDETEC), el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA), el Centro Tecnológico de Materiales INASMET, Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el Instituto Tecnológico de Materiales ITMA y la Xarxa de Materials Avançats per al”Energia de la Generalitat de Catalunya (XARMAE) y el centro tecnológico DIDAUT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *